Citroën y el Medio Ambiente

Citroën y el Medio Ambiente

En el pasado Salón de Francfort Citroën ha hecho pública su estrategia medioambiental. Con el fin de reflejar su compromiso y su tecnología en el campo del medio ambiente, Citroën ha lanzado la firma medioambiental AIRDREAM, que identifica a los vehículos de la gama más respetuosos con el entorno.

AIRDREAM demuestra la ambición de la marca por participar activamente en la preservación del aire y del medio ambiente, gracias a la reducción de las emisiones contaminantes de sus vehículos.

Para incorporar la firma AIRDREAM, un modelo debe cumplir estos tres criterios:

1 – Los vehículos que utilizan carburantes fósiles deben tener emisiones de CO2 iguales  a 130 g/km*. O ser vehículos Stop & Start, sin emisiones de CO2 ni ruido cuando se detienen, o  ser vehículos GNV (gas natural), con un 20 % menos de emisiones de CO2 respecto a la gasolina.

2 – Estar fabricado en una planta con la certificación ISO 14001.

3 – Estar diseñado para que el 95 % del vehículo tenga valor (reciclaje y valorización energética) al final de su vida útil.

Citroën incluirá en esta firma los vehículos que incorporen avances y nuevas tecnologías susceptibles de reducir aún más las emisiones contaminantes en los vehículos.

Gracias a su política en favor del medio ambiente, Citroën es, actualmente, uno de los constructores más avanzados en esta materia.

*Las emisiones deben ser menores o iguales a 158 g en el caso de vehículos diesel equipados con FAP y compatibles con biodiesel B30, mezcla de diesel y de un 30% de ésteres metílicos de aceites vegetales (equivalentes a 130 g, del pozo a la rueda*). O a 200 g en el caso de vehículos que funcionan con Superetanol E85 (equivalentes a 120 g, del pozo a la rueda).

El concepto “del pozo a la rueda” tiene en cuenta las emisiones de C02 del ciclo completo de producción del biocombustible, es decir, crecimiento de la planta, cosecha, transformación, gestión de residuos y utilización.

Tecnologías ecológicas desarrolladas y comercializadas por la marca

Fiel a su tradición de innovación, Citroën desarrolla y comercializa, desde hace muchos años, vehículos equipados con tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

Citroën ha sido uno de los primeros constructores en comercializar el sistema Stop & Start, presente en el C2 y el C3, que reduce alrededor de un 10% el consumo en circulación urbana (hasta el 15% cuando la circulación es densa), o lo que es lo mismo, cerca de 15 g de CO2/km.

La marca es una de las primeras en haber desarrollado y comercializado el FAP (filtro de partículas), que pueden equipar, en la actualidad, la mayor parte de los motores HDi, cuyos resultados en términos de consumo y de emisiones contaminantes son destacables (entre un 20% y un 35% de reducción en los consumos, con relación a un motor gasolina de potencia similar).

Estas tecnologías se completan con dos cajas de cambio manuales pilotadas, la SensoDrive (para C1, C2, C3 y C3 Pluriel) y la CMP (para C4, C4 Picasso y Grand C4 Picasso), que permiten reducir entre un 3% y un 5% el consumo y las emisiones de CO2.

A estas tecnologías se añade el que el conjunto de motores HDi comercializados por la marca desde 1998, puede funcionar con un carburante que contenga hasta un 30% de biodiésel sin ninguna modificación. De este modo, los bajos consumos y emisiones de CO2 de los motores HDi se refuerzan con la utilización de una energía renovable.

Stop & Start: Una respuesta eficaz para proteger el medio ambiente

El compromiso de Citroën con el medio ambiente no es nuevo. La marca desarrolla, desde hace años, vehículos equipados con tecnologías respetuosas con el entorno, como el sistema Stop&Start, que permite reducir el consumo y las emisiones de CO2 cerca de un 10% en ciclo urbano. Citroën incorpora esta tecnología por primera vez en un vehículo de serie en el año 2004, al lanzar el C3Stop&Start. En septiembre de 2006, se incorpora también al C2 Stop&Start.

La principal característica del sistema Stop & Start es la parada del motor justo antes y durante la detención del vehículo (atascos, semáforos…). El vehículo arranca de modo automático e inmediato al “soltar” el pedal del freno, en cuanto el conductor quiere volver a iniciar la marcha. El funcionamiento de este sistema se apoya en la incorporación de una caja de velocidades robotizada SensoDrive y de un alternador reversible gestionado electrónicamente, capaz de desconectar el motor en paradas prolongadas.

El Sistema Stop&Start contribuye a mejorar la calidad de vida en ciudad, añadiendo, a la importante reducción de consumo y emisiones de CO2,  la supresión de emisiones sonoras desde el momento en que el vehículo se detiene. Esta característica constituye una ventaja innegable en términos de confort acústico y vibratorio.

Con la comercialización de estos vehículos, Citroën continúa con su estrategia de innovación y protección del medio ambiente. La utilización de esta tecnología, complementada con la caja de cambios SensoDrive y con el motor gasolina 1.4i 16V de 90 CV, permiten que los C2 y C3 Stop & Start logren unas cifras de reducción de consumo y emisiones de CO2 del orden del 10% en ciclo urbano.

Ventajas concretas

Reducción de consumos y emisiones de CO2

La reducción de los consumos y emisiones de CO2 supone importantes ventajas tanto al C2 como al C3 Stop & Start. Hoy día, la tecnología del alternador reversible, asociada a la gestión electrónica de la inyección de carburante, asegura un ahorro de consumo en circulación urbana de aproximadamente un 10%, el equivalente a 14 g de CO2/km. En el ciclo mixto homologado, el ahorro es cercano al 6%.

Cuando la circulación es muy densa, la bajada en el consumo puede llegar a alcanzar el 15 %. En las grandes aglomeraciones, el tiempo que se pasa con el motor detenido representa hasta un 35% del total.

La tecnología de la caja de cambios mecánica robotizada SensoDrive constituye un argumento esencial en la reducción del consumo. La gestión electrónica del paso de las marchas y del embrague aseguran unos niveles de consumo inferiores a los de las cajas mecánicas o automáticas clásicas. La caja de cambios SensoDrive aporta una reducción del consumo y las emisiones de CO2 del orden del 8 % en el ciclo urbano y de un 4% en el ciclo mixto, respecto a éstas.

Confort para los pasajeros

Al igual que el C3, el C2 Stop & Start aporta unas notables ventajas que se perciben de manera directa con una conducción más serena y relajada, especialmente cuando el motor se detiene:

• Confort auditivo para los pasajeros y respeto a los que están en el exterior del vehículo.

• Confort auditivo también durante la puesta en marcha instantánea del motor, que se lleva a cabo de forma imperceptible para los ocupantes del coche.

• Confort físico por la supresión de las vibraciones del motor, incluso en el momento de la puesta en marcha del motor.

El confort de conducción es perceptible desde el principio, puesto que se trata de una técnica a la que es fácil acostumbrarse sin modificar la forma de conducir.

Mecánica probada

Los C2 y C3 Stop&Stara incorporan la ya conocida motorización 1.4i 16V, que desarrolla una potencia de 65 kW CEE (90 CV DIN) a 5 250 rpm y ofrece un par máximo de 133 Nm a 3 250 rpm.

Para alcanzar los objetivos de prestaciones y consumo, este motor integra una distribución de calado continuamente variable, una culata de 16 válvulas y un mando de válvulas mediante empujadores hidráulicos.

Tecnología simple y eficaz

Cuando se frena para detener el vehículo, el motor se para justo antes de que el coche se detenga completamente (velocidad inferior a 6 km/h); un testigo verde “ECO” se enciende en el cuadro. El embrague se queda desacoplado. El motor se mantiene apagado en tanto que se mantenga el apoyo sobre el pedal del freno, incluso aunque sea de forma ligera. En cuanto se suelta el pedal del freno, el motor vuelve a arrancar automática e instantáneamente y el testigo verde “ECO” se apaga.

Cuando se vuelve a pisar el pedal del acelerador, la caja de cambios SensoDrive se encarga de ir embragando progresivamente el rango de marchas que sea necesario.

El conductor siempre puede desactivar el sistema “Stop & Start” pulsando el botón “ECO OFF” situado en la consola central. En ese caso, el vehículo funciona como cualquier coche dotado con la caja de cambios SensoDrive. Volviendo a pulsar dicho botón, entra en funcionamiento, de nuevo, el sistema «Stop & Start».

El sistema verifica, a través de su centralita, que se cumplen un cierto número de condiciones para llevar a cabo o bien mantener la parada del motor. Éste vuelve a arrancar automáticamente cuando el vehículo se pone en marcha.

Algunas condiciones particulares pueden impedir que se lleve a cabo la parada del motor:

•  Temperatura del motor demasiado baja.

•  Nivel de carga de la batería bajo.

•  Condiciones extremas de temperatura exterior (menos de – 10° C, más de + 30° C) mientras la climatización está activada.

•  Diferencia demasiado importante entre la temperatura ambiente y la temperatura solicitada.

•  Activación del desempañado/deshielo del parabrisas.

•  Selección de la marcha atrás.

El sistema «Stop&Start» se reactiva automáticamente, cada vez que se pone en marcha el vehículo.

Arquitectura fiable

Los principales elementos que componen este sistema son:

• Un alternador reversible de una potencia de 2 kW, que realiza las funciones de motor de arranque y de alternador (proporciona la energía eléctrica a la red de a bordo) y se monta en la ubicación y en lugar del alternador convencional. La ventaja del arranque por medio del alternador reside en el silencio de funcionamiento y en la rapidez de puesta en marcha del motor (400 ms contra 800 ms en un motor de arranque clásico).

• Una electrónica de control que gestiona el control del alternador y se encarga de la coordinación con la centralita del motor y la caja de cambios inteligente.

Una batería, una correa y un tensor de correa específicos completan el dispositivo.

CITROËN C-CROSSER

Aventurero de lujo

 El C-Crosser, nuevo 4X4 de Citroën, comienza su comercialización en España desde el presente mes. La marca continua ampliando su oferta  proponiendo un vehículo de gama alta, pensado para vivir la aventura en primera clase. A su polivalencia y elegancia, el C-Crosser añade una mecánica brillante y respetuosa con el medio ambiente.

  • Polivalencia real

Gracias a su tracción 4×4 con selector de modo, asociada a una unión al suelo óptima y a un potente sistema de frenado, el C-Crosser consigue un comportamiento rutero eficaz en cualquier condición de adherencia, sin afectar al confort de los pasajeros.

  • Motor potente con FAP

El motor diésel 2.2 HDi 160 que equipa al C-Crosser contribuye al placer de conducción gracias a su potencia y a su generoso par motor. Cuenta con filtro de partículas (FAP) y sus emisiones de CO2 son inferiores a los 200 g/km (191 g/km con llanta de 16 pulgadas y 194 g/km con llanta de 18 pulgadas).

  • Modularidad destacable

La polivalencia del C-Crosser se refleja en la distribución de su espacio interior. El C-Crosser, con sus 5 + 2 plazas, su segunda fila de asientos abatible eléctricamente y su generoso volumen de carga, es un vehículo fácil de usar que sabe adaptarse a todas las situaciones.

  • Elegancia y clase

Las virtudes del C-Crosser quedan patentes desde el primer vistazo. Sus líneas reflejan la fuerza y el dinamismo de un vehículo con clase, elegante y seductor.

El C-Crosser se presenta como una nueva alternativa en el segmento de gama alta, dirigido a los que quieren conciliar el placer de conducción y la polivalencia con las aptitudes de un vehículo de carácter, diseñado para evadirse con total libertad.

  • Desarrollo conjunto sin perder identidad

El C-Crosser es fruto de un proyecto común de PSA Peugeot Citroën y de Mitsubishi Motors Corporation para la producción de un 4X4 destinado al mercado europeo. La fábrica japonesa de Mizushima se encarga de la producción del C-Crosser. Suministrarán 15.000 unidades anuales de este modelo a Citroën. Por su parte, su motor diésel HDi FAP concebido por PSA Peugeot Citroën, se fabrica en Trémery, Francia.

Esta cooperación permite a Citroën ampliar su oferta, que ya cuenta con 10 berlinas, 4 monovolúmenes, 1 ludospace y un 4X4, el C-Crosser, que responde plenamente a las exigencias de la marca.

Gracias al saber hacer de los ingenieros de Citroën, que han colaborado en el desarrollo de este vehículo, optimizado para el mercado europeo, el comportamiento rutero del C-Crosser ofrece un compromiso ideal entre confort y estabilidad, logrando un placer de conducción óptimo, en la línea de los vehículos de la marca.

Además, el Centro de Estilo Citroën ha sabido dar al C-Crosser una línea única, en total armonía con el resto de la gama, que muestra claramente su pertenencia a la marca.

EFICACIA Y CONFORT PARA UNA CONDUCCIÓN PLACENTERA

El C-Crosser conjuga todos los avances para asegurar el placer de conducir. El par generoso de su motor diésel HDi, dotado de FAP, es una ventaja frente a sus rivales, mientras que su comportamiento rutero, preciso y dinámico, está asociado a un nivel de confort que cumple perfectamente las exigencias de la marca. A estas prestaciones se añade la polivalencia que aporta la tracción 4×4 con selector de modo, que permite pasar de un vehículo fácilmente manejable en ciudad a uno particularmente seguro y eficaz sobre carreteras sinuosas. Por último, los equipamientos de seguridad de alto nivel de los que dispone el C-Crosser permiten a sus pasajeros viajar con total tranquilidad.

Un motor diésel brillante y respetuoso con el medio ambiente

El C-Crosser se distingue de sus rivales por el brío de su motor diésel 2.2 HDi 160, equipado con un filtro de partículas (FAP).

Derivado del 2.2 HDi 173 FAP comercializado en los C5 y C6, se trata de una versión monoturbo de geometría variable, desarrollada para ofrecer un máximo de par desde los más bajos regímenes de giro (380 Nm a 2.000 rpm), lo que contribuye, en gran medida, al agrado de conducción. Con una cilindrada de 2,2 l, está asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, que permite explotar al máximo sus cualidades.

Para preservar el medio ambiente, este motor está equipado con un filtro de partículas (FAP) de última generación. Sus niveles de consumo y emisiones de CO2 (191 g/km y 7,2 l/100 km, con llanta de 16 pulgadas, y 194 g/km y 7,3 l/100 km, en 18 pulgadas) son relativamente modestos si tenemos en cuenta sus prestaciones y su par motor.

Por último, el confort de los pasajeros se ha tenido muy en cuenta. Se han limitado las vibraciones, gracias a los calzos hidráulicos utilizados para la fijación del motor, que, por su parte, cuenta con dos árboles de equilibrado. Además, los ingenieros de Citroën han revisado el aislamiento acústico del compartimiento motor, con el fin de asegurar a un confort óptimo.

Estabilidad irreprochable

La unión al suelo del C-Crosser combina confort y eficacia, en perfecta concordancia con los valores de la marca. Gracias a los técnicos de Citroën, el trabajo de desarrollo realizado, en particular sobre la dirección, los trenes rodantes y las suspensiones del vehículo de origen, ha permitido ofrecer al C-Crosser un agrado de conducción y un comportamiento rutero ejemplares en el segmento.

De este modo, las sensaciones que transmite la dirección han sido optimizadas gracias al trabajo realizado sobre los neumáticos y la bomba asociada así como por la adopción de un refuerzo bajo el túnel, que permite mejorar la rigidez. Estas mejoras permiten al C-Crosser disponer de una dirección asistida precisa y fácil de manejar, que combina eficacia y agrado de utilización.

Por lo que respecta a las uniones al suelo, el tren delantero del C-Crosser es de tipo pseudo-McPherson, con una barra estabilizadora de 22 mm de diámetro. El tren trasero multibrazo está asociado a una barra estabilizadora de 20 mm. Esta configuración favorece la estabilidad en carretera y contribuye a la seguridad activa. Los amortiguadores traseros han sido separados de los muelles y los tarados adoptados por Citroën permiten al C-Crosser proporcionar una estabilidad ejemplar, asegurando al mismo tiempo sensaciones de conducción precisas y un excelente confort.

Este resultado se refuerza por la presencia de ruedas de 18 pulgadas equipadas con neumáticos Michelin específicos 225/55 R18 en el acabado Exclusive. Sobre el acabado VTR (o equivalente según países), equipa llantas de 16 pulgadas, calzadas con neumáticos Michelin 215/70 R16.

El C-Crosser dispone de un techo de aluminio que permite rebajar el centro de gravedad para ofrecer un comportamiento rutero aún mejor.

Frenado perfecto

Gracias al trabajo de desarrollo realizado sobre el sistema de frenado, el C-Crosser se sitúa al mejor nivel de su categoría con un mordiente, una eficacia y una dosificación destacables.

Este resultado se ha logrado gracias a la adopción de pinzas de doble pistón, en el eje delantero, combinadas con discos ventilados de 294 mm de diámetro y de 24 mm de espesor, mientras que en el trasero, los discos tienen un diámetro de 302 mm. Un sistema ABS con repartidor electrónico de frenada (REF) completa este dispositivo.

Tracción 4×4 adaptada a todas las circunstancias

El C-Crosser dispone de una tracción 4×4 con selector de modo, que le permite circular con total seguridad por muy adversas que sean las condiciones.

Tracción 4×4 inteligente

El generoso par que proporciona el motor diésel HDi del C-Crosser se reparte electrónicamente entre las ruedas delanteras y traseras, para asegurar una estabilidad y una motricidad óptimas, en función de las condiciones de adherencia. Éstas se miden, principalmente, por la velocidad del vehículo, la diferencia de velocidad de giro entre ambos ejes y el hundimiento del pedal del acelerador.

Una caja de transferencia, implantada a la salida de la caja de cambios, envía el par motor hacia el eje trasero, a través de un árbol de transmisión longitudinal. Antes del puente trasero, un embrague controlado electrónicamente asegura la transmisión de una parte del par sobre las ruedas traseras.

Este dispositivo permite beneficiarse de las ventajas de las 4 ruedas motrices, en términos de estabilidad y de motricidad, desde el momento en que se hace necesario, limitando, al mismo tiempo, el consumo, en la medida en la que sólo se transmite el par preciso a las ruedas traseras.

Por otra parte, para ofrecer una seguridad máxima, el control de la transmisión está unido al ESP (Electronic Stability Program), que es desconectable, y al sistema antipatinamiento ASR, con el fin de optimizar su funcionamiento. Estos dispositivos son de serie en todos los niveles de acabado.

Tracción 4×4 para todas las necesidades

El C-Crosser ofrece la posibilidad al conductor de escoger entre tres modos de transmisión, según las condiciones del firme y su deseo de control sobre la mecánica. Puede ir en dos ruedas motrices (2WD), cuatro ruedas motrices (4WD), o modo “lock”. Un mando situado tras la palanca de cambios permite seleccionar estos modos y una imagen en el cuadro de instrumentos recuerda en cuál de ellos se está circulando.

  • Modo 2WD: esta selección está pensada para circular sobre asfalto en buenas condiciones, sin riesgo alguno de pérdida de adherencia. Permite un consumo de carburante mínimo y favorece la maniobrabilidad del vehículo.
  • Modo 4WD: es el modo más recomendable, cuando las condiciones no son óptimas, porque reparte la tracción a ambos ejes de forma automática, de forma que el tren delantero recibe un mayor porcentaje del par motor. Esta relación cambia automáticamente, gracias a un calculador cuando el tren trasero lo necesita, lo que asegura un óptimo comportamiento en carretera.
  • Modo LOCK: se recomienda para casos de mala adherencia al firme, como en nieve, arena o barro. En este caso, la electrónica se encarga de mandar alrededor de 1,5 veces más par al eje trasero que en el modo 4WD.

Seguridad pasiva de alto nivel

•        Estructura que protege a los ocupantes y también a los peatones

Para responder a los estándares más severos de evaluación en materia de seguridad pasiva, el chasis del C-Crosser ha sido fruto de estudios exhaustivos.

Está reforzado con láminas de acero de alta resistencia, que limitan las deformaciones en caso de impacto. Además, la forma de los travesaños delanteros está optimizada, con el fin de absorber la mayor cantidad de energía. La seguridad pasiva se complementa con elementos como el relleno y las barras de refuerzo de las puertas, que protegen a los ocupantes ante impactos laterales.

La estructura del C-Crosser es lo suficientemente rígida para ofrecer a sus pasajeros la mejor protección en caso de choque a alta velocidad y la flexibilidad suficiente para absorber impactos más ligeros.

Por otra parte, la estructura del bloque delantero del C-Crosser ha sido estudiada para asegurar su seguridad en caso de colisión a alta velocidad. De este modo, el C?Crosser protege eficazmente a sus ocupantes y reduce los riesgos de lesiones para los usuarios de los demás vehículos.

Además, para minimizar los daños en caso de atropello, el C-Crosser incorpora los siguientes elementos de seguridad:

– Estructuras deformables en el capó y en las aletas, con un espacio generoso entre los paneles y la estructura interna, que permite absorber mejor los impactos.

– Paragolpes con espuma de poliuretano, que absorben la energía y minimizan las lesiones en los miembros inferiores del peatón.

•        Seis airbags de serie

El C-Crosser está dotado de dos airbags frontales de serie (para conductor y pasajero), dos más en los laterales y otros dos de techo. Los airbags delanteros son adaptativos, es decir, que tanto la presión de inflado como su volumen dependen de la fuerza del impacto. El airbag del pasajero es desconectable por medio de la llave de contacto del coche, para permitir la colocación de un asiento de seguridad para niños en el asiento del acompañante delantero. Un testigo luminoso indica su estado.

•          Eficacia de los sistemas de retención

El C-Crosser equipa cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje en todas las plazas. Los delanteros están dotados de pretensor pirotécnico con limitador de esfuerzo, que reduce la presión en el tórax en caso de impacto.

Una alerta sonora y una luz en el cuadro de instrumentos avisan si el conductor o su acompañante no llevan puesto el cinturón de seguridad. Además, también avisa si alguien desabrocha su cinturón en la fila 2 durante el trayecto. Los asientos laterales de la fila 2 disponen de fijaciones ISOFIX, para colocar asientos de seguridad para niños.

ESPACIO INTERIOR FUNCIONAL Y CONFORTABLE

El C-Crosser se muestra como un vehículo familiar, debido a su configuración interior de 5 + 2 plazas y una modularidad eficaz. Además, sus dimensiones interiores – gracias a una distancia entre ejes de 2,67 m – permiten disfrutar de una perfecta habitabilidad. Su maletero de grandes dimensiones cuenta con apertura en dos partes, lo que hace más fácil la carga y descarga.

Este sentido práctico se une al confort, gracias a equipamientos sofisticados.

Modularidad eficaz

El C-Crosser es un vehículo fácilmente modulable interiormente. De una forma sencilla, puede adaptarse a las distintas necesidades de sus usuarios.

Gracias una banqueta auxiliar de 2 plazas en la tercera fila de asientos, el C-Crosser puede acoger hasta siete pasajeros. Por si esto no bastara, esta fila puede plegarse completamente y ocultarse en el suelo del maletero, disponiendo de una amplia superficie de carga completamente plana.

El acceso a la tercera fila se realiza fácilmente, gracias al desplazamiento de la fila intermedia y a dos barras de color aluminio integradas en las paredes laterales del maletero. Dos resposacabezas ocultables y dos cinturones de seguridad, enrollados en los montantes traseros, garantizan la seguridad de los pasajeros situados en estas plazas.

La segunda fila se abate sobre sí misma contra los asientos delanteros, ya sea con ayuda de manetas situadas a uno y otro lado del asiento, ya sea automáticamente, gracias a unos mandos eléctricos situados en el maletero a derecha e izquierda, por encima de los pasos de rueda. Este sistema permite ofrecer una superficie de carga importante y obtener al mismo tiempo un suelo plano.

Por lo demás, los respaldos y los asientos son fraccionables, 2/3?1/3. Los respaldos son ajustables en inclinación en tres posiciones y las dos partes de la banqueta deslizan independientemente en longitud 80 mm.

Un maletero amplio y práctico

El volumen bajo bandeja del maletero del C-Crosser se sitúa entre los mejores de su categoría. Así, en la configuración 5 plazas y con los asientos de la segunda fila avanzados, alcanza los 510 litros (normas VDA). Cuando la segunda fila está atrasada su volumen es de 441 litros. Si las dos filas traseras se escamotean, la capacidad del maletero llega hasta los 1.686 litros VDA.

Otra de las ventajas del maletero del C-Crosser es la apertura en dos mitades del portón trasero. Una vez abierta, la parte inferior facilita la carga de objetos, ya que puede soportar una carga de hasta 200 kg y también puede servir para sentarse. Además, facilita las tareas de carga del maletero puesto que rebaja la altura del umbral hasta los 640 mm.

Una bandeja flexible oculta los objetos que pueda haber en el maletero y dispone de dos posiciones, para tener en cuenta la inclinación de los asientos de la segunda fila. Además, el maletero cuenta con unos prácticos raíles de aluminio y cuatro ganchos, que permiten la fijación de accesorios, como una red de separación o similar. En el lado izquierdo hay una toma de corriente de 12 voltios. Las herramientas necesarias para la sustitución de la rueda de repuesto están colocadas en uno de los dos compartimentos con que cuenta el maletero.

La rueda de repuesto está situada bajo el vehículo, con el fin de liberar espacio interior y no tener que sacar nada para utilizarla.

Compartimentos útiles

Los numerosos compartimentos repartidos por el interior, 22 en total, y su capacidad y diseño, muestran la importancia que tiene en el C-Crosser el confort de los ocupantes y el carácter práctico del habitáculo.

En la parte superior del salpicadero hay un compartimento cerrado y una guantera con función calefacción o refrigeración, que cuenta con una ruedecilla para neutralizar la función. En la parte inferior del salpicadero hay otro compartimento iluminado, con cerradura, de gran capacidad.

El reposabrazos central es regulable en sentido longitudinal (se desliza 65 mm mediante una simple presión hacia delante o hacia atrás) y se abre en dos partes: la parte superior permite colocar pequeños objetos y la parte inferior, de grandes dimensiones, dispone de una toma de corriente de 12 voltios.

Los vacía bolsillos, con un emplazamiento para una botella están situados en las puertas delanteras. Además, hay huecos adaptados a los objetos más cotidianos, como un portagafas, un cenicero móvil, portavasos, un portalápices o, incluso, un portamapas.

El asiento central de la segunda fila cuenta con un reposabrazos con dos portavasos. Los asientos delanteros tienen bolsillos en la parte baja del respaldo y las puertas traseras disponen de un portabotellas.

 

Equipamientos de alto nivel

Para aumentar el confort, el C-Crosser ofrece varios equipamientos tecnológicamente muy vanguardistas.

Un sistema de navegación de última generación

El C-Crosser puede disponer de  un sistema de navegación dotado de una pantalla táctil de 7 pulgadas y de un disco duro, que asegura un funcionamiento rápido y silencioso.

Con una capacidad de 30 gigabytes, contiene los datos cartográficos europeos y reserva una tercera parte de su capacidad de almacenamiento a la música. Los pasajeros del C-Crosser pueden almacenar hasta 2.500 canciones, en formato MP3/WMA.

•        Ayuda al estacionamiento trasero por cámara

El C-Crosser dispone de una cámara trasera, para facilitar al máximo las maniobras de estacionamiento. Está asociada a la opción del navegador.

La cámara está ubicada justo encima de la matrícula y se conecta automáticamente, en el momento en que se engrana la marcha atrás. La imagen puede verse sobre la pantalla del navegador. Dos líneas de color verde, sobrepuestas sobre la imagen, permiten al conductor conocer la posición futura del vehículo.

UN ESTILO QUE EVOCA

POTENCIA Y REFINAMIENTO

Dejando clara su pertenencia a la marca Citroën, el C-Crosser descubre una mezcla armoniosa de estilos, que le da un aire deportivo y robusto, sin dejar de lado el refinamiento de un vehículo de gama alta.

Una sabia combinación que se puede encontrar también en el interior de este 4X4.

Frontal poderoso

Visto por delante, el C-Crosser es único. El diseño de los chevrones sobre el capó le confiere una identidad propia dentro de la gama Citroën, además de ofrecer una imagen de fuerza y un aspecto de gran estatus.

La forma del capó le da un aspecto de robustez innegable, otorgando mayor fuerza a los chevrones, que se extienden sobre la calandra y salen al encuentro de los grupos ópticos. Estas características acentúan la sensación de potencia, reforzada por la sucesión de líneas paralelas y por la rejilla de entrada de aire al motor, que se extiende a lo largo del imponente paragolpes.

Las molduras cromadas, situadas a ambos lados de la matrícula, la rejilla de nido de abeja para la entrada de aire al motor y los faros antiniebla, también cromadas, aportan un toque de distinción y afirman el carácter de vehículo de gama alta del C?Crosser.

La estética lujosa del vehículo se traduce también por la adopción, en este nivel de acabado, de barras de techo en aluminio y llantas bitono que, por sus proporciones y su dibujo dinámico, proporcionan una impresión de solidez y de resistencia.

Perfil dinámico bien proporcionado

La silueta del C-Crosser presenta un perfil que sugiere dinamismo y robustez, gracias a sus cuidadas proporciones (4,64 m de longitud, 1,81 m de anchura, y 1,71 m de altura hasta las barras del techo) y a su línea de techo, tendida hacia la parte trasera, su cintura de carrocería alta y sus aletas redondeadas.

El aspecto deportivo de este 4×4 también se manifiesta en los grupos ópticos, que suben hacia el capó siguiendo los pasos de rueda, y en su línea de carrocería, cuya forma sobre la ventanilla trasera refuerza esta sensación de energía. La sensación de potencia es perfectamente perceptible tanto en la forma de las aletas como en propios neumáticos, específicos de la marca Michelin, diseñados para optimizar el comportamiento en carretera y las prestaciones.

En el acabado Exclusive (o equivalente, según países), las lunas sobretintadas y la moldura cromada, que realza la cintura de la carrocería, son sólo algunos de los elementos estéticos que ponen de relieve su marcado carácter de vehículo alto de gama.

Este aspecto se refuerza, además, en este nivel de equipamiento, por el diseño de las llantas diamantadas bi-tono. Las medidas y el diseño dinámico de éstas dan sensación de solidez y resistencia, al igual que las barras de aluminio en el techo.

Una trasera que transmite seguridad y estabilidad

La parte trasera del C-Crosser exhibe el mismo estilo dinámico, robusto y refinado que la delantera.

El paragolpes trasero adopta una forma envolvente, para integrarse perfectamente con los pasos de rueda. Los volúmenes dan una sensación real de potencia, matizada por la elegancia de la moldura cromada, que subraya esta parte del vehículo. Además de ser un elemento de estilo, une perfectamente las dos partes del portón trasero, realzando el carácter práctico del maletero del C-Crosser.

Los grupos ópticos traseros combinan diseño y funcionalidad. Equipados con leds, tanto para las luces de posición como para las de freno, destacan por su diseño vanguardista y aseguran una iluminación óptima, con un bajo consumo de energía.

La pertenencia a la marca queda de manifiesto con la presencia de los chevrones cromados y del anagrama que identifica a este vehículo, que también se encuentra en los lados, bajo una rosa de los vientos: un símbolo de libertad, que evoca el carácter polivalente del C-Crosser.

Un habitáculo con mucho estilo

El carácter marcadamente dinámico que ofrece exteriormente el C-Crosser se transmite también al habitáculo.

El salpicadero, de color negro, plantea un estilo depurado de líneas donde prima la funcionalidad, con usos intuitivos de los mandos. El cuadro de instrumentos, con indicadores enmarcados en aluminio, enfatiza el aspecto deportivo de este 4X4. El puesto de conducción cuenta, además, con volante en cuero y un asiento muy envolvente, para una conducción confortable y segura.

El resto de los pasajeros disfruta de asientos que garantizan una buena sujeción y de acabados interiores especialmente cuidados, con el fin de confirmar la pertenencia del C-Crosser al segmento alto. El tacto granulado, así como la pintura en el salpicadero y la tapicería específica en los asientos y en las puertas, crean una impresión de armonía y calidad hasta en el más mínimo detalle.

ANEXOS

Características técnicas C2 1.4i 16V SensoDrive Stop&Start

MOTOR
Cilindrada 1.360 c.c.
Potencia máxima 90 CV (65 KW) a 5.250 rpm
Par máximo 133 Nm a 3.250 rpm
TRANSMISIÓN
Tipo SensoDrive
FRENOS
Neumáticos 185/55 R 15
Frenos delanteros Discos ventilados
VELOCIDAD MÁXIMA
Km/h 181
ACELERACIONES (con conductor solo)
0-100 km/h. 13
0-400 m. 18,7
0-1.000 m. 34
CONSUMOS
Urbano (l100 km) 6,8
Extraurbano (l/100 km) 4,8
Mixto (l/100 km) 5,6
Emisiones C02 (gr/km) 133


Características técnicas C3 1.4i 16V SensoDrive Stop & Start

 

 

MOTOR
Cilindrada 1.360 cm3
Potencia máxima 90 CV (65 KW) a 5.250 rpm
Par máximo 133 Nm a 3.250 rpm
TRANSMISIÓN SensoDrive
FRENOS
Neumáticos 185/60 R 15
Frenos delanteros 22 mm. Discos ventilados 266 x
VELOCIDAD MÁXIMA
Km/h 177
ACELERACIONES (con conductor sólo)
0-100 km/h. 13
0-400 m. 18,5
0-1.000 m. 34,4
CONSUMOS
Urbano (l100 km) 6,9
Extraurbano (l/100 km) 4,9
Mixto (l/100 km) 5,7
Emisiones C02 (gr/km) 135

 

 

 

Vehículos con la firma AIRDREAM

 

Modelo

Motorización

Cambio

Cx

Peso (kg)

CO2 (g/km)

C1

HDi 55

Manual

0,337

880

109

C1

1.0 (gasolina)

Manual

0,34

790

109

C1

1.0 (gasolina)

Sensodrive

0,34

825

109

C2

HDi 70

Manual

0,3

1003

113

C2

HDi 70

Sensodrive

0,3

1041

111

C2

HDi  110

Manual

0,31

1130

119

C2

1.4 16V

Stop&Start

Sensodrive

0,31

1013

133

C3

HDi 70

Manual

0,3

1048

115

C3

HDi 70

Sensodrive

0,3

1066

113

C3

HDi 92

Manual

0,3

1104

118

C3

HDi  110 FAP

Manual

0,32

1127

120

C3

1.4  16V

Sensodrive

0,32

1057

135

Stop & Start

C3 PLURIEL

HDi 70

Manual

0,4

1185

125

C4

HDI 92

Manual

0,3

1257

125

C4

HDi 110

Manual

0,3

1270

128

C4

HDi 110 FAP

CMP

0,3

1293

120

C4

HDi 138 FAP

Manual

0,3

1379

142

XSARA Picasso

HDI 110 FAP

Manual

0,33

1318

136

C4 Picasso

HDi  110  FAP

CMP

0,31

1499

150

C4 Picasso

HDi  110  FAP

Manual

0,31

1489

155

Grand C4 Picasso

HDi  110  FAP

CMP

0,31

1539

150

Grand C4 Picasso

HDi  110  FAP

Manual

0,31

1530

155

C5

HDi  110  FAP

Manual

0,3

1424

139

C5

HDi  138  FAP

Manual

0,3

1498

158

Fuente: Prensa Citroën

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.