Prueba DS 7 Crossback Grand Chic BlueHDi 180cv EAT8

DS Automobiles ha comenzado la comercialización de su nuevo SUV DS 7 Crossback en España, tras dejar de producir los DS 4, DS 4 Crossback y DS 5, y prepararse así para su gran cambio. Borrón y cuenta nueva. Ha llegado el momento de ser independientes de verdad.

Prueba DS 7 Crossback Grand Chic BlueHDi 180cv EAT8

DS Automobiles ha comenzado la comercialización de su nuevo SUV DS 7 Crossback en España, tras dejar de producir los DS 4, DS 4 Crossback y DS 5, y prepararse así para su gran cambio. Borrón y cuenta nueva. Ha llegado el momento de ser independientes de verdad.

El nuevo DS 7 Crossback se fabrica en Mulhouse y comparte plataforma con el Peugeot 3008 y Opel Grandland, llegando un poco tarde al “momento suv” de PSA. Como en toda colaboración de producción, el vehículo comparte elementos con sus primos, algo que no le impide diferenciarse y posicionarse por encima de ellos.

Ante esta situación está claro que el DS 7 Crossback tendrá que dejar un agradable sabor de boca al público para que esté dispuesto a desembolsar 3.000€ más, “por lo mismo”. ¿Pero será capaz?.

Nosotros hemos probado el DS 7 Crossback Grand Chic BlueHDi 180 EAT8, con la misma motorización que utilizan modelos como el Citroën SpaceTourer, Peugeot 308 o el DS 5. Esta unidad estaba dotada de prácticamente todos los extras disponibles en catálogo, que os detallamos al final de esta prueba.

Exteriormente el equipo de diseño de DS Automobiles ha tenido que ponerse las pilas para evitar similitudes. Para ello, han traído al presente elementos de sus concept-car, y en especial, del E-Tense. La parte delantera incorpora una calandra que guarda ciertas similitud con los SUV de Audi. La podremos escoger en color cromado o en dark chrome si optamos por la versión Performance Line. Los faros delanteros del DS 7 Crossback han sido especialmente trabajados: su diseño es innovador, imitando a diamantes. Son full led y adaptativos, pero opcionales según la versión. Las luces diurnas nos recuerdan al DS 3, siendo verticales. El vehículo resulta impactante en vivo, no tanto por dimensiones, sino por el empaque del vehículo.

El lateral podríamos decir que es la parte que menos dice del modelo, salvo en la parte trasera, donde incorporan una pequeña porción de los pilotos posteriores con el anagrama de DS Automobiles y el pico cromado de las ventanillas. Su altura libre al suelo hace que cualquier llanta parezca pequeña, incluso la de nuestra unidad de pruebas, que corresponde con el modelo Tokyo de 20″. No obstante existe armonía, transmitiendo estilo y serenidad.

La parte posterior del modelo incorpora pilotos LED con sistema de proyección patentado, cuya aplicación en el mercado solo está presente en el nuevo Porche Panamera. El logo DS corona la parte central del portón, el cual dispone de apertura automática manos libres. En la parte inferior se incorporan 3 embellecedores cromados: Uno para aportar un aspecto más suv imitando ser una protección de bajos, y dos de ellos para simular la existencia de los escapes, que como es habitual no son funcionales. La vista posterior del vehículo es agradable, si bien desde lejos se ve una trasera especialmente elevada, mostrando parte del puente y restando sensación premium.

El interior del vehículo es la parte que realmente nos hará comprar un DS 7 Crossback. No existe nada igual o parecido en la competencia a un precio similar. Los materiales son nobles desde su versión de acceso de gama y la tecnología siempre está presente. Cuanto te subes en el coche te das cuenta de que su exclusividad.

Después de años descifrando la ecuación, en PSA ha logrado darse cuenta de que un volante es el vínculo entre conductor y vehículo, y han decidido por fin hacerlo bien: el volante del DS 7 Crossback tiene un grosor mayor a lo habitual, posee forma ergonómica/deportiva, un tacto agradable gracias a su cuero nappa e incorpora mandos integrados en la parte superior. ¡Adiós palanquitas!. El airbag también está forrado en cuero con un hilo en contraste que queda realmente bien.

El cuadro es totalmente digital y está compuesto por una pantalla de 12″. La distribución de la misma es altamente configurable, y en ella podrás ver desde la visión nocturna en tamaño completo hasta la navegación. Además, esta pantalla se complementa con la ubicada en la zona central del vehículo, que siendo también de 12 ” permite configurar todos los reglajes del DS 7 Crossback, visualizar la navegación, la configuración del masaje de los asientos, la climatización, el equipo de audio o ver alguna de sus numerosas cámaras.

La división central de la consola es alta, y en ella se ubican las botoneras de los elevalunas, bloqueo de puertas, modo de conducción, freno de mano, una guantera de apertura vertical y el selector de la caja de cambios, que ahora es ya electrónico, permitiendo así incorporar levas tras el volante. Curiosamente, estos tres últimos elementos son idénticos al Peugeot 3008 y 5008. El tallado metálico de las botoneras es de estilo guilloché “Clous de Paris”, que data del siglo XVI. Por su complejidad, actualmente está reservado a los relojes de alta gama.

Debajo de la pantalla principal se incorporan botones de acceso rápido a las funciones principales, destacando el Sroller Cristal, una pieza tallada que imita a la alta joyería francesa que gestiona el equipo de sonido HiFi FOCAL de la máxima calidad. En los extremos inferiores de la pantalla, siempre que el vehículo incorpore asientos eléctricos y/o calefactados, aparece un pictograma que permite regular el modo de masaje, ventilación, etc.

Sobre la pantalla principal se incorpora además un reloj analógico BRM 180 motorizado, que se elevará cuando pulsemos el botón de encendido, ubicado en la base del mismo. Resulta curioso ver como corona el salpicadero de nuestro DS 7 Crossback.

En función de la inspiración interior elegida, los paneles de puertas, la consola central y parte del salpicadero podrán estar tapizados en cuero. En nuestro caso, la tapicería correspondía con el tapizado OPERA, por lo que era totalmente en cuero, además de añadir los asientos tapizados en la ya conocida confección bracelet. Como curiosidad, la puntada del salpicadero y puertas está patentada, y se inspira en una técnica de bordado utilizada en la alta costura para la realización de detalles altamente sofisticado al incorporar un efecto de perla incrustada entre cada una de sus puntadas.

En los paneles de puertas llama la atención un guarnecido negro brillo, que se iluminará con la trama de DS Automobiles en el momento de abrir y cerrar las puertas, cambiando su tono entre blanco y carmín. El mismo tallado guilloché “Clous de Paris” se mantiene para los tiradores de las puertas y mandos de elevalunas.

La parte trasera goza de buena amplitud, incorporando una banqueta 1/3- 2/3 que en función de las versiones podrá incorporar reglaje vertical eléctrico, permitiendo así viajar de manera reclinada. Además, según la versión, el DS 7 Crossback incorpora climatización trasera bizona, de tal manera que los pasajeros puedan seleccionar su temperatura e intensidad de climatización. Como curiosidad, se añaden tomas USB para que los pasajeros carguen sus dispositivos durante los viajes, algo cada vez más demandado en el gran público.

Los materiales del DS 7 Crossback son de máxima calidad, cuidando cada uno de los detalles. Pese a compartir elementos con otros modelos del grupo PSA se sabe diferenciar de manera determinante: ningún 3008 podrá ser un DS 7 Crossback, salvo cuando hablemos de versiones de acceso de gama.

A nivel tecnológico, el DS7 Crossback que hemos probado destaca muy por encima de sus rivales al incorporar la última tecnología del mercado como por ejemplo el Active Scan Suspension que se adelanta a las imperfecciones de la calzada adaptando el comportamiento de la suspensión, el DS Active LED Vision, que mediante cinco modos diferentes de ajuste automático de faros modifica la proyección y alcance del mismo aumentando al máximo la visibilida, el DS CONNECTED PILOT con frenada de emergencia avanzada que combina las tecnologías Adaptive Cruise Control Stop & Go y Lane Positioning Assist a fin de gestionar la conducción de manera semi-autónoma, el Regulador de velocidad adaptativo que gestiona de manera autónoma la velocidad del vehículo, las frenadas y la distancia de seguridad, el DS NIGHT VISION + 360 Vision que muestra en el cuadro una visión total nocturna de la carretera cuando la luminosidad es baja o el DS SENSORIAL DRIVE, que permite modificar el comportamiento del vehículo, tanto a nivel motor como de confort.

Como opciones curiosas, cabe destacar la posibilidad de incorporar la DS ConnectedCAM, gemelo del Citroën ConnectedCAM o el pack Pack ADVANCED TRACTION CONTROL, comercializado en Citroën como Grip Control y que pudimos probar en el C4 Cactus Rip Curl.

La unidad que probamos incorporaba los siguientes extras:

DS 7 Crossback Grand Chic BlueHDi 180cv

– Pack GRAND CHIC: Pack DS NIGHT VISION + 360 Vision + DS CONNECTED PILOT (14) (implica Frenado de Emergencia Automático Avanzado) + DS SENSORIAL DRIVE (19) + Climatización automática bizona extendida a plazas
– Inspiración DS OPERA
– Pedales y reposapiés en aluminio
– Pack EASY ACCESS
– Pack DS NIGHT VISION + 360 Vision
– Techo panorámico practicable
– Retrovisores exteriores electrocrómicos
– Asientos delanteros calefactados, ventilados y con función masaje (implica Parabrisas calefactado)
– HiFi System FOCAL Electra®
– 4 llantas de aleación de 20″ TOKYO

Esta versión concreta tiene un valor en mercado con campañas a fecha de la prueba de 49.398,23€, siendo muy inferior a su rival premium más próximo: Audi Q5 o Jaguar F-Pace.

Durante los  más de 1.800 kilometros que recorrimos con nuestro DS 7 Crossback pudimos analizar el ya conocido motor 2.0 BlueHDi 180cv EAT8, que nos reportó exactamente el mismo comportamiento que en la anterior prueba que realizamos con el DS 5 Sport BlueHDi 180 EAT6. Es un motor eficiente, responde y no es especialmente ruidoso. Su caja de cambios, pese a incorporar 2 relaciones más, la 6ª y la 8ª tienen un desarrollo prácticamente idéntico, por lo que en carretera no percibimos apenas diferencia. Bajo nuestro punto de vista, el salto a 8 velocidades responde más a una estrategia de marketing que de necesidad real.

El consumo del vehículo en uso mixto se situó en los 6,2L/100, una media más que correcta para un SUV. El silencio a bordo fue predominante siempre que viajamos por buena carretera, no así cuando salimos a carretera de montaña – aslfaltada – donde la gravilla en los bajos denotaba un exceso de sonoridad.

Sin duda alguna el incorporar levas en el volante ha sido una evolución importante, al permitir al conductor disfrutar al máximo del vehículo en todo momento. Su ubicación y tacto son muy buenos, teniendo una reacción en el cambio instantánea gracias al calculador electrónico integrado.

Sin duda alguna el DS 7 Crossback es una buena alternativa para aquellos clientes que quieren adquirir un vehículo SUV con diseño diferenciador y un interior realmente lujoso sin tener en cuenta el síndrome de la marquitis. Pese a su precio elevado en la versión tope de gama, el DS 7 Crossback se sitúa aproximadamente entre los 1.500€ y 3.000€ sobre un 3008 de equipamiento base similar.

Actualmente, la gama dispone solo de las motorizaciones diésel 1.5 BlueHDi 130cv y 2.0 BlueHDi 180cv EAT8, además de las gasolina 1.2 PureTech 130cv y 1.6 PureTech 180 y 225cv. Próximamente llegará al mercado la versión e-Tense, que será híbrida enchufable.

 

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.