Prueba Citroën C3 AirCross Shine PureTech 130cv

¡Por fin hemos alcanzado los 15.000 km para escribir esta prueba! El SUV Citroën C3 AirCross merecía una prueba de larga duración, no solo unas horas de prueba dinámica, y así lo hemos hecho: con lluvia, con frío, con calor, por caminos, por autovía... Ante todas las situaciones y circunstancias (o casi).

Prueba Citroën C3 AirCross Shine PureTech 130cv

¡Por fin hemos alcanzado casi los 15.000 km para escribir esta prueba! El SUV Citroën C3 AirCross merecía una prueba de larga duración, no solo unas horas de prueba dinámica, y así lo hemos hecho: con lluvia, con frío, con calor, por caminos, por autovía… Ante todas las situaciones y circunstancias (o casi).

En CitröNoticias nos hemos puesto al volante del nuevo C3 AirCross, el sustituto del Citroën C3 Picasso que ha llegado al mercado español a finales del año 2017. Con un carácter más juvenil, carrocería más elevada, líneas musculosas y un interior ultra personalizable. Un cambio radical que ha cautivado en Europa a más de 100.000 clientes, y por algo será.

Frontal alto, spoiler inferior remarcado, chevrones alargados hasta los faros led, ópticas grandes que integran las luces de cruce, carretera y antinieblas, un embellecedor en contraste perfilando las ópticas y unas barras de techo de grandes dimensiones cuyo color coincide con los embellecedores. El C3 AirCross es el centro de las miradas. Las configuraciones son numerosas, pero expone de un vistazo su habilidad para cautivar a cualquier cliente. Su frontal cautiva y transmite la idea de que es un vehículo robusto gracias a sus líneas.

La vista lateral es armoniosa: Llantas de 17 pulgadas, paso de ruedas remarcados pero no excesivamente amplios, lunas traseras tintadas y una curiosa impresión sobre la luneta trasera, que hace efecto persiana, cuyo color va a juego con las barras de techo. Le sigue su trasera transmite robustez al comenzar en su base con un spoiler de grandes dimensiones que le dota de un remarcado estilo SUV, y un amplio alerón que abarca todo el techo y sobresale sobre la luneta tintada.  Los pilotos están ubicados en la carrocería, aunque se integran con el portón mediante embellecedores, y sobre ellos unos grandes chevrones bicolor cuyo estilo se aplica también al “3” del anagrama del modelo.

¿Llamativo? Vale, nuestro coche es un acabado Shine, versión tope de gama del modelo con una combinación especialmente llamativa. Equipa tres paquetes que le hacen cambiar de look exterior, que son el Pack Shine, que incluye llantas de 17 pulgadas y sistema Grip Control, Pack Color Blanco, que tiñe de color las barras de techo, las coquillas de los retrovisores, los embellecedores de las ópticas y los centros de llantas, y el Pack Techo Blanco. 

Si no te gusta llamar la atención, tranquilo, para los menos atrevidos, el C3 AirCross incluye de serie el pack color negro y la carrocería en pintura monocolor, pero seguro que alguna de las 85 configuraciones de color te gustará. Su color gratuito es el rojo pasión.

Nada más ponernos al volante del Citroën C3 AirCross nos sorprende la altura de su asiento y suelo. Habíamos probado el Peugeot 2008 que tenía un puesto de conducción bajo – idéntico casi al del Peugeot 208 – y pensábamos que el C3 AirCross pasaría lo mismo, pero no. El puesto de conducción es alto, transmitiendo desde el momento en el que te subes a el que estás dentro de un SUV. Compacto, si, pero un SUV.

Su interior es cálido, dando sensación hogareña. Citroën ha creado 4 armonías interiores para este modelo, que se ve reflejada en los asientos y plancha de abordo. En nuestro caso es la Armonía interior Gris Metropolitan + Tejido Gris Square, cuyos asientos son en color gris claro con una franja naranja en la parte superior, el salpicadero tapizado en tela gris clara e insercciones en volante y aireadores en color naranja. Esta tapicería es un extra y tiene un coste de 300€.

El salpicadero es alto, acorde al segmento que representa, y en el se ha buscado una línea especialmente minimalista: Cuadro con lo esencial, Pantalla Táctil y Aireadores. Según la versión, como en nuestro caso, incluye además el Head up Display, equipo HiFi sobre la plancha de abordo, botón de arranque manos libres, control del sistema Grip Control y cargador inalámbrico de móviles.

Todo está a mano, a excepción de los mandos adicionales del Head up Display y los de desconexión del AFIL, que están en la parte inferior izquierda del salpicadero junto a una ranura porta tarjetas, pero serán contadas las ocasiones que los utilizaremos.

El volante, forrado en cuero es multifunción, incluyendo los controles de regulación del equipo de sonido y funciones del Connect NAV. También incluye el botón de órdenes vocales, gracias al cual apenas utilizaremos la pantalla táctil central, al permitirnos usar el teléfono, revisar la agenda o dar órdenes de navegación.

Tras el volante está el control de regulación y limitación de velocidad, que mantiene la típica palanca de PSA pero actualizada, así como las palancas de accionamiento de los limpiaparabrisas y gestión de luces. Nuestro C3 AirCross, gracias al Pack Seguridad incorpora además del encendido de luces automático de luces la gestión de iluminación cruce – carretera, por lo que la palanca izquierda la utilizaremos solo para accionar la intermitencia.

La pantalla táctil integra las funciones de Radio, Climatizador, Navegación, Conducción, Aplicaciones del Vehículo y Teléfono. También la cámara Top Rear Vision 180º cuando engranamos la marcha atrás.  La climatización es automática monozona y el navegador, Citroën Connect NAV utiliza los mapas de TomTom con alertas en tiempo real gracias al BTA que mediante una SIM obtiene de forma automática la información de las carreteras aportadas por miles de usuarios de este sistema en Europa.

Como novedad en el modelo, el cargador inalámbrico con protocolo Qi se integra en el portaobjetos inferior de la consola. Ya no se nos olvidará cargar nuestro móvil, siempre y cuando sea compatible. Podrás usarlo a partir del iPhone 8 y X, y en prácticamente todos los últimos modelos Samsung.

El botón de arranque manos libres y Grip Control actúan como en el resto de modelos de la gama. Hoy no nos pararemos a hablar de ello, pero si deseas más información puedes ver nuestros artículos anteriores sobre ello. Este último sistema solo está disponible en el acabado Shine y Rip Curl.

En cuanto al espacio de la segunda fila de asientos, donde viajarán nuestros pasajeros, es amplio.  La banqueta está dividida en 2/3 – 1/2 y es deslizable independientemente. Además, tiene regulación en la inclinación del respaldo, por lo que nos permitirá ajustar el asiento para utilizar hasta dos sillas de bebé con sistema Isofix.

Los elevalunas traseros son eléctricos, con bloqueo desde el puesto del conductor (también bloquea la apertura de puertas) y se incorporan cortinillas laterales para un mayor confort abordo. El vehículo denota que está pensado para la vida en familia.

El maletero del C3 AirCross tiene una capacidad de 410L, ampliable hasta los 520L si adelantamos los asientos al punto máximo. ¡Tranquilos! Podrás viajar cómodamente igual, ya que quedará suficiente espacio entre las piernas. Este coche tiene también doble fondo gracias a una bandeja divisoria horizontal, que podrás utilizar o no en función de tus necesidades. En el caso de que desees utilizar la cubeta de maletero de accesorio, esta debe instalarse en la parte inferior del maletero, por lo que lo deberás tener en cuenta.

Nuestra motorización es la tope de gama del Citroën C3 AirCross. Es un motor 1.2 PureTech de 130cv asociado a una caja de 6 velocidades. Frente a su variante 1.2 PureTech 100cv destaca por incorporar un turbo de geometría variable, que le permite una mayor flexibilidad desde bajas vueltas, además de añadir 1 velocidad más a su caja de cambios. En el momento de la prueba Citroën ya ha lanzado al motorización 1.2 PureTech Euro 6.2 que permite disfrutar a este último de 6 velocidades también.

Tanto en autovía como en carreteras de montaña el Citroën C3 AirCross se desenvuelve con energía. Es ágil y sorprende por su dinamismo. Su silueta te hace pensar que el coche no se va a comportar tan bien como finalmente lo hace. Sus 130cv se notan, y permiten realizar adelantamientos con total seguridad. Como curiosidad, PSA suele limitar sus vehículos en torno a los 185km/h, pero esta motorización se limita a 175Km/h, creemos, en principio, por el tipo de neumático.

Sabemos que el tema de los consumos es muy controvertido, y por ello hemos descargado la aplicación MyCitroën, en la cual se muestran los trayectos, km recorridos, horas de uso y coste, gracias a que nos permite introducir el precio de la gasolina en cada repostaje. Nosotros hemos llegado casi a los 10.000 KM en la aplicación, con un total recorrido de 9.897Km, 5 días 11 horas y 58 minutos recorridos y un consumo medio de 6,0L/100.

El consumo resulta más que razonable para un vehículo de este segmento con motorización gasolina, si bien cabe destacar que el motor 1.2 PureTech posee el premio a mejor motor de pequeña cilindrada gasolina desde hace 4 años, por lo que el equipo de ingenieros de PSA ha realizado un trabajo minucioso en su ajuste.

Sobre las tecnologías que incorpora nuestro C3 AirCross cabe destacar que incluye 12 ayudas a la conducción verdaderamente útiles.

EN TODA LA GAMA

  1. Hill Assist
  2. Indicador Descanso Recomendado
  3. Alerta Cansancio
  4. Reconocimiento de Señales
  5. Alerta Cambio Involuntario de Carril

+ ACABADO SHINE

  1. Acceso y Arranque Manos Libres
  2. Active Safety Brake
  3. Head up Display (Disponible como opción en el acabado Shine)
  4. Auto Comutación de Luz Carretera (Opción Pack Safety en Shine)
  5. Cámara de Marcha Atrás TOP Rear
  6. Park Assist (Opción)
  7. Vigilancia Ángulo Muerto (Opción)

El Citroën C3 AirCross es un vehículo diferente a lo que podemos encontrar en el mercado, alejándose incluso de su primo próximo el Opel Crossland X. La oferta de motorizaciones es amplia tanto en Gasolina (PureTech 82, 110 y 130cv) como en Diesel (100 y 120cv), permitiendo así adaptarse a cada cliente en cuanto a uso y eficiencia se refiere.

Su tamaño es bueno: Compacto por fuera y amplio por dentro. Engaña. Parece que su habitáculo puede resultar pequeño, pero es cómodo para 4 ocupantes, y correcto para 5. Los reglajes en los asientos dan mucho juego cuando viajamos con niños o en momentos en los que necesitamos una mayor capacidad de carga. En nuestra versión el asiento del copiloto se abate tipo mesa, ganando un espacio considerable para las cargas largas.

La configuración de colores es tan amplia que tanto puede ser el coche de un jóven que desea espacio para una tabla de surf como para una persona mayor que busca un SUV compacto. Como anécdota, durante esta prueba se han integrado 2 Citroën C3 AirCross en mi núcleo familiar. Es un coche digno de conocer y probar.

Si tuviésemos que poner un pero destacaríamos los asientos, que en la segunda fila son más duros de lo que nos tiene acostumbrados Citroën, pero ello no quita que sea confortable igualmente.

Sin duda alguna recomendamos el C3 AirCross y te invitamos a probarlo para descubrir lo que realmente es este coche. ¡Te sorprenderá!.

.

VERSIÓN PROBADA:

C3 AIRCROSS SHINE PureTech 130cv

  1. Pintura Rojo Pasión
  2. Pack Color Blanco
  3. Pack Techo Bitono Blanco
  4. Pack Shine
  5. Pack Family Safery
  6. Pack Park Assist
  7. Pack Head up Display
  8. Rueda de Repuesto

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.