CITROËN C5 AIRSCAPE

CITROËN C5 AIRSCAPE

El objeto de todos los deseos

Con motivo del Salón de Francfort 2007, Citroën presenta, en primicia mundial, su interpretación del cabriolet: el C5 Airscape. Este concept-car asocia una silueta que expresa potencia y dinamismo con un habitáculo de alto standing, que asegura el agrado del conductor y el bienestar de tres pasajeros. Su techo descapotable, con una cinemática inédita, acentúa el refinamiento del conjunto.

Atractivo por su estilo, el C5 Airscape también lo es por sus prestaciones dinámicas. Dotado de un sistema antipatinaje Snow Motion de última generación, su motricidad es muy similar a la de un vehículo con tracción integral. A estas prestaciones se añaden las posibilidades del dispositivo UrbanHybrid, que asegura al concept-car la ausencia de ruido y de vibraciones al parar el motor, el agrado del efecto “boost”, que aumenta puntualmente el par motor, y el respeto al medio ambiente.

La potencia asociada a la elegancia

Todo en el C5 Airscape provoca admiración. Sus proporciones afiladas y el trazo estilizado de su carrocería proyectan un dinamismo cargado de potencia. Su techo descapotable, de concepción innovadora, parece incitar a subir a bordo y a emprender el viaje. Su revestimiento interior, realizado a base de materiales nobles, ofrece al conductor y a todos los pasajeros la máxima expresión del confort a bordo.

Unión de dinamismo y refinamiento

El C5 Airscape presenta una silueta afilada que evoca fuerza y también expresa refinamiento, a través de sus costados con nervaduras en la parte alta. El aspecto potente de la carrocería se ve reforzado por el color gris que la recubre, cuya intensidad varía en función de la luminosidad. Este color confiere al C5 Airscape un tratamiento elegante, demostrando su posicionamiento como vehículo de gama alta.

El C5 Airscape muestra su dinamismo con un frontal dotado de grandes entradas de aire y de faros alargados, con una forma incisiva. Posicionados sobre un capó con dos marcadas nervaduras, estos últimos encuadran los chevrones cromados que firman la identidad de la marca.

El perfil del C5 Airscape traduce la búsqueda de una aerodinámica óptima. La línea del techo, la superficie acristalada particularmente amplia y las manecillas de las puertas cromadas de forma alargada subrayan la fluidez de la silueta, mientras que la cintura alta de la carrocería, los marcados pasos de rueda y las llantas de 19 pulgadas confirman la pertenencia del C5 Airscape al universo de los vehículos de alto standing.

El trazado de la parte trasera, tan fuerte como el de la delantera, demuestra el  asentamiento del C5 Airscape sobre la carretera. La posición alta de las luces traseras, prolongando la cintura de la carrocería, optimiza el dinamismo del vehículo y la presencia de una doble salida de escape cromada refuerza su aspecto lujoso, como la forma cóncava de la luneta trasera, que lo sitúa en el universo de las grandes berlinas de la marca.

El refinamiento del C5 Airscape reside en su techo descapotable de concepción inédita y cuya parte superior acristalada asegura a los pasajeros un habitáculo lleno de luz. Totalmente fabricado en carbono, este techo tiene la ventaja de que se puede poner o quitar de una forma muy simple, preservando la estética del concept-car. Se quita automáticamente, sin ninguna manipulación especial y sin necesidad de abrir la parte superior de su espacio de almacenamiento, situado a nivel del maletero.

El C5 Airscape se inscribe en el registro de la más pura tradición automovilística, ya que este techo guarnecido en material textil con aspecto metalizado tiene la apariencia de una capota de tela, firma emblemática de los cabriolets de gama alta.

Evasión bajo el signo de la distinción

Totalmente recubierto de cuero marrón oscuro, el habitáculo del C5 Airscape seduce por el refinamiento que de él se desprende.

Particularmente trabajados, los asientos demuestran lujo y precisión. La parte central de los mismos recuerda los eslabones de una correa de reloj, mientras que los laterales están adornados por un juego de costuras.

Para completar este ambiente alto de gama, el pomo de la palanca de cambios está guarnecido de cuero y de cromo, este último en combinación con las juntas metalizadas que destacan los mandos de la climatización en la consola central.

La búsqueda del agrado de conducción ha marcado también el acabado del puesto de conducción del C5 Airscape. Éste sumerge al conductor en un ambiente en el que prima la distinción, una impresión que se refuerza por el tratamiento particular de la instrumentación y de su implantación.

El conductor dispone de un volante con mandos centrales fijos, que reagrupa, al alcance de la mano, los principales mandos de confort y ayudas a la conducción (navegación, radio, regulador y limitador de velocidad, ordenador de a bordo). Los pulsadores de los mandos están tratados con un revestimiento original, muy similar al de la textura de la piel.

El refinamiento de la consola central del C5 Airscape responde a las exigencias de una ergonomía óptima y ofrece una disposición perfectamente legible de las informaciones. Los tres indicadores disponen de agujas anulares de alto nivel tecnológico. Estas últimas no atraviesan el cuadrante, sino que giran alrededor de él, garantizando así estética y legibilidad.

Los aireadores están unidos a los indicadores y a la parte superior de la consola, que presenta la forma de una toma de aire como en los vehículos de competición, lo que subraya el carácter potente del cabriolet. Aporta valor al conjunto el dibujo del salpicadero, que se define por líneas rectas que simbolizan la precisión y otras curvas que expresan dinamismo. Esta configuración permite al conductor un dominio perfecto del medio y un notable agrado de conducción.

Optimización de las sensaciones de conducción y del respeto al medio ambiente

Atrayente por su estilo, el C5 Airscape lo es también por sus prestaciones dinámicas. Este concept equipa un motor V6 HDi asociado a un filtro de partículas, que puede funcionar con biodiésel, un antipatinaje Snow Motion innovador, que ofrece prestaciones próximas a las de un vehículo de cuatro ruedas motrices, así como una tecnología UrbanHybrid, que le permite tener un consumo y unas emisiones de CO2 reducidos. Gracias a esta combinación, el C5 Airscape ofrece unas prestaciones destacables y respetuosas con el medio ambiente.

Tecnología al servicio del medio ambiente

El C5 Airscape muestra la capacidad de Citroën para conciliar dinamismo y preocupaciones medioambientales, adoptando una motorización potente asociada a un Filtro de Partículas y a un dispositivo UrbanHybrid.

Gracias a un alternador-motor de arranque reversible, asociado a supercondensadores que permiten almacenar temporalmente importantes cantidades de energía, el sistema UrbanHybrid presenta ventajas innegables en términos de protección del medio ambiente, de agrado de conducción y de confort acústico y vibratorio.

En modo Drive, cuando la velocidad del concept es inferior a 6 km/h y mientras que el conductor mantiene el pie sobre el pedal del freno, el motor se para. Arranca de nuevo automáticamente en el momento en el que el pie del conductor deja de pisar el pedal del freno. Durante la interrupción, no hay consumo de carburante y la reducción de emisiones de CO2 es del orden de 24 g en ciclo mixto.

Además, el conjunto del circuito de a bordo (climatización, radio…) sigue estando alimentado, gracias a la recuperación de energía durante las fases de desaceleración y de frenado, lo que genera economías en materia de consumo y una ausencia de emisiones contaminantes suplementarias.

Por último, un efecto “boost” complementario y temporal permite, en situaciones de adelantamiento, por ejemplo, aumentar el par motor, favoreciendo así las aceleraciones  y el brío en el arranque del vehículo.

En las paradas del vehículo, el dispositivo UrbanHybrid garantiza la ausencia de ruidos y vibraciones en el habitáculo.

Agrado de conducción y prestaciones en todas las circunstancias

El posicionamiento alto de gama del C5 Airscape se reafirma por la presencia del motor 2,7 V6 HDi de 208 CV dotado de FAP.

Combina potencia y sobriedad, desarrolla 150 kW CEE (208 CV DIN) a 4000 rpm y ofrece un par de 440 Nm a 1900 rpm. Este motor, desde bajos regímenes de giro, genera progresividad y suavidad. Un agrado de conducción que se amplía por una caja de cambios automática de seis marchas.

Con el fin de garantizar un alto nivel de prestaciones y una seguridad activa óptima, el C5 Airscape cuenta una innovadora versión del sistema antipatinaje denominado Snow Motion, cuyas funciones han sido ampliadas. Las prestaciones en materia de motricidad y por ello de sujeción del vehículo sobre terrenos de adherencia degradada, como por ejemplo la nieve, son destacables. La mejora, que ya se hace notar con unos neumáticos clásicos, es aún mayor cuando el concept-car está equipado con neumáticos de invierno. En esta configuración, el  C5 Airscape ofrece prestaciones próximas a las de vehículos con cuatro ruedas motrices.

El placer de viajar al volante del C5 Airscape es total y permanente. La evasión está al alcance de la mano.

Fuente: Prensa Citroën. Imágenes por © Stéphane Foulon

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.