Los C-Elysée WTCC, rumbo a China.

Citroën Total intentará asegurar su segundo título consecutivo del Campeonato del Mundo de Turismos en la décima prueba de la temporada en Shanghái. – Ma Qing Hua está impaciente por pilotar su Citroën C-Elysée WTCC ante su público. – José María López, que ahora tiene una cómoda ventaja sobre Yvan Muller y Sébastien Loeb, también intentará acercarse a un título que se ha convertido en una lucha a tres entre él y sus compañeros de Citroën.

Los C-Elysée WTCC, rumbo a China.

Apenas dos semanas después de la prueba japonesa, el FIA WTCC se dirige a Shanghái para la que será una de las pruebas destacadas de la temporada.

Con más de un cuarto de las ventas globales de Citroën, China es el principal mercado de la marca, por delante de Francia. En 2014, el crecimiento de Citroën en China (14%) superó el del resto del mercado (10%) y las ventas de vehículos alcanzaron un récord de 320.000. Este dinamismo se debió, en no poca medida al asalto al segmento C. Desde su primer año completo en el mercado, el Citroën C-Elysée ha sido un récord de ventas, con más de 100.000 unidades vendidas. Su atractivo se confirmó en 2015, en el que las cifras han seguido subiendo.

La llegada de los Citroën C-Elysée WTCC es, por tanto, un evento importante para Dongfeng Citroën, que recoge los beneficios en imagen de la implicación del coche en el automovilismo durante todo el año.

Como el año pasado, Citroën llega a Shanghái en una posición ideal para ganar el Campeonato del Mundo de Constructores. Después de llevarse la victoria en 15 de 18 carreras disputadas, los pilotos del C-Elysée WTCC han recogido 787 puntos, contra 560 del segundo equipo clasificado. Hagan lo que hagan sus rivales, Citroën solamente necesita 58 puntos más para asegurarse el título. Dado que ha conseguido 87 puntos de media por prueba hasta ahora, la tarea está perfectamente al alcance del equipo y de sus pilotos.

“Ganar nuestro segundo título mundial en Shanghái sería el escenario perfecto,” admitía el director del equipo Citroën Racing, Yves Matton. “Pero nunca damos nada por hecho y no vamos a relajarnos hasta el final. Queremos dar espectáculo como hicimos el año pasado, en que nos colocamos en los cuatro primeros puestos de una carrera del FIA WTCC por primera vez.”

.

MA QING HUA EN CASA

De todos los pilotos Citroën, uno se siente aún más motivado que los demás. Es, naturalmente, el héroe local Ma Qing Hua. El piloto de 28 años se ha establecido como una de las estrellas ascendentes de la competición. En las últimas tres pruebas (Paul Ricard, Vila Real y Motegi), ha sido el segundo piloto con más puntos, por detrás de López pero por delante de Michelisz, Loeb y Muller.

Segundo en calificación y en la Carrera 1 en 2014, Ma Qing Hua no oculta que su ambición es subir a lo más alto del podio esta vez: ”El año pasado tenía mucha menos experiencia. Era solamente mi cuarta carrera, pero logré luchar con Pechito. Desde entonces hemos tenido tiempo de analizar los datos con mis ingenieros y sabemos exactamente dónde perdía tiempo contra él… Este año, llego a la prueba con confianza después de mis últimos resultados. Sabemos exactamente a lo que aspiramos y espero tener un fin de semana realmente bueno. Esta es la carrera que quiero ganar, más que cualquier otra.”

Construido en 2004 para la Fórmula 1, el inmenso circuito de Shanghái es muy popular entre los pilotos. Ma Qing Hua no es ninguna excepción, aunque insiste en que no es un gran experto en esta pista de 5,451km: “Hay muchas pistas en Europa que conozco mejor. Pero he pilotado muchos coches distintos en Shanghái: FR 2.0, GP2, F1, CTCC… La mayoría han sido experiencias únicas, así que estoy contento de volver al volante del Citroën C-Elysée WTCC. No es una pista fácil, sobre todo con un coche de tracción delantera como el nuestro. En cuanto a reglajes, hay que encontrar un compromiso entre la velocidad punta – dado que tenemos una de las dos o tres rectas más largas de la temporada – y la estabilidad en curvas rápidas. Como muchos pilotos, me gusta la combinación “de caracol” de las curvas 1 a 3. Es una pista única en el que cada piloto puede tomar una trazada distinta.”

.

EL CAMPEÓN DEL MUNDO DE ESTE AÑO PILOTA UN CITROËN

Antes de Motegi, siete pilotos podían aspirar todavía a ganar el Campeonato del Mundo de Pilotos. Ahora, sólo quedan tres y tienen una cosa en común: todos pilotan un Citroën C-Elysée WTCC. Mirándolo de forma realista, las cosas pintan bien para José María López. El argentino tiene un margen de 74 puntos sobre Yvan Muller. “Ya no hay mucho suspense. Aunque Pechito se fuera de Shanghái sin puntos, no estaría en peligro, ya que todavía tendría un buen colchón a falta de cuatro carreras,” admitía el cuatro veces Campeón del Mundo. “Nunca se sabe qué puede pasar, pero en lo que a mí respecta, está todo dicho. Sin embargo, todavía quiero disfrutar del final de la temporada y luchar por la victoria.”

C-Elysée WTCC

Yvan Muller, por su parte, está sólo 17 puntos por delante de Sébastien Loeb, lo que significa que la batalla por el segundo puesto podría animar las últimas carreras. “Si no eres el primero, realmente no importa si acabas segundo o tercero. Pero segundo sigue siendo mejor que tercero,” comenta filosóficamente el piloto de rallys de más éxito de todos los tiempos. “No voy a centrarme en eso. Sobre todo, quiero ofrecer buenas actuaciones.”

“Mantengo mi política de intentar conseguir el mejor resultado posible en todas las ocasiones,” decía José María López. ”Ya vimos en Motegi que te puedes encontrar fuera de la lucha en una sola curva. También se necesita un poco de suerte para ganar carreras y título. Estoy contento de volver a Shanghái, un circuito en el que me fue bien el año pasado y del que tenemos muy buenos recuerdos, ya que fue allí donde ganamos el título de Constructores. Espero que nos vaya igual de bien este año. Sin duda tenemos el potencial para lograrlo.”

.

EL PROGRAMA

El programa de competición del fin de semana parece que ofrecerá mucha emoción al público, con un total de 11 carreras entre las siete de turismos y las competiciones de GT. Los TC1 del FIA WTCC harán su primera aparición en pista a las 12.20 p.m. el viernes. El sábado, las dos sesiones de entrenamientos libres están previstas para las 8.30 y a las 11.10 a.m., mientras que la calificación empezará a las 2.20 p.m. Las dos carreras tendrán lugar a las 2.45 y a las 3.55 p.m. del domingo, cada una de ellas a 14 vueltas. China está en la zona horaria GMT+8, 6 horas por delante de Francia.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.