Prueba Citroën Connected CAM en el Nuevo C3.

La Citroën Connected Cam está disponible como equipamiento de serie u opción en función del acabado del vehículo, teniendo un coste de 0 a 500€. Su sistema actúa tal que una cámara DVR, con la diferencia de que se fusiona con el Citroën Connect Nav y los calculadores del vehículo. Además se sincroniza con una nueva APP de la marca.

Hace unos días os adelantábamos la prueba del Nuevo Citroën C3, y en ella os dijimos que haríamos un reportaje a fondo de la Citroën Connected Cam, la cámara integrada en el vehículo que fotografía y graba todo aquello que ve. Pues bien, ha llegado el momento de hablar con todo detalle del sistema, como funciona y que nos ha parecido.

La Citroën Connected Cam está disponible como equipamiento de serie u opción en función del acabado del vehículo, teniendo un coste de 0 a 500€. Su sistema actúa tal que una cámara DVR, con la diferencia de que se fusiona con el Citroën Connect Nav y los calculadores del coche. Además se sincroniza con una nueva APP de la marca, por lo podrás tener el contenido generado en tu móvil en unos segundos.

La capacidad total del dispositivo es de 16GB, dispuesta en un 70% de capacidad para contenido del usuario y un 30% para grabaciones de accidentes. Es por este motivo por el que el sistema opera de dos modos: Modo Usuario o Modo Accidente.

En caso de accidente, gracias a la conexión con los calculadores del Nuevo C3 la cámara se acciona automáticamente y creará un nuevo vídeo. De manera automática, la cámara graba constantemente como si de un almacenamiento “caché” se tratase, por lo que cuando es preciso creará un único vídeo compuesto por los 30 segundos anteriores al impacto y los 60 segundos posteriores.

En modo usuario, gracias al pulsador integrado en la parte inferior del dispositivo, el usuario podrá hacer tomas fotográficas o vídeos, con una duración máxima en este último caso de hasta 20 minutos (10 minutos anteriores a la pulsación + 10 minutos después de la pulsación). El sistema estará operativo siempre que el contacto esté puesto.

.DCIMPHOTO20

La prueba y las curiosidades:

La primera pregunta que nos hicimos una vez hemos hecho unas cuantas fotografías fue: ¿Cómo vemos estos vídeos?, ¿Cómo los comparto? y ¿Hay una APP?.

Pues bien, tenemos dos formas de ver los contenidos que hemos generado. La primera y más intuitiva es desde la pantalla central del C3, que siempre que no estemos en movimiento nos permitirá acceder desde su menú.

La segunda forma, y tal vez la más práctica, es descargar la APP My Connected Cam de Citroën (Para iOS y Android), la cual nos hará conectarnos a una red WiFi con nombre ConnectedCamXXXX. Una vez conectados, nos obligará a cambiar la contraseña, y tras ello, identificarnos de nuevo. A partir de ese momento podremos ver los archivos que hemos generado. Eso sí, la conexión no es súper rápida, por lo que tardará un poquito en “descargar” nuestra galería. De manera directa nos propondrá compartir las imágenes en las redes sociales.

Curiosamente una vez accedimos al archivo por primera vez nos hemos encontrado con muchos vídeos. El C3 nos narra su historia desde que sale de la cadena en la fábrica de Eslovaquia hasta que llega a la zona de pruebas. Incluso hay un vídeo de cómo lo cargan en el barco. Vamos, la cámara graba de más.

Todos los vídeos que se generen incorporarán de manera automática Fecha, Hora, Coordenadas y Velocidad GPS del vehículo, por lo que ojito en caso de accidente, ya que los excesos de velocidad quedarán también registrados para bien y para mal.

La calidad de captura de la lente tanto para vídeo como para imagen es buena, siendo de 1080 y calidad HD. Los vídeos salen a una calidad de 2,3 megapíxeles. Podéis valorarla vosotros mismos en la imagen y vídeo que incorporamos en la publicación.

Como curiosidad, y aunque resulte obvio, cuando la capacidad de almacenamiento alcanza su límite de capacidad el sistema sobreescribe los archivos más antiguos para poder crear nuevos vídeos o imágenes.

Los vídeos generados automáticamente no pueden eliminarse de manera voluntaria, aunque imaginamos que sí habrá una forma alternativa para formatear el almacenamiento.

Conclusión:

La Citroën Connected Cam es un sistema que deberían de equipar todos los vehículos para dar testimonio de porqué ocurren los accidentes, o mejor dicho, cómo. En diferentes países la instalación de cámaras DVR en los vehículos es algo habitual e incluso exigido por las aseguradoras, por lo que no deja de ser una opción viable en el mercado europeo.

Su coste es ligeramente superior al de la media de estos dispositivos. No es un sistema nuevo, sino más bien un sistema integrado al Citroën Connect Nav. Pese a ello, nosotros pagaríamos hasta 350€ por este extra.

Desde el smartphone, la APP Citroën Connected Cam te obliga a aceptar que eres el copiloto para poder acceder al contenido. Bajo nuestro punto de vista lo ideal sería que literalmente si el vehículo está circulando, la APP no pudiese extraer las imágenes. Todos somos mayorcitos, pero sabemos qué es lo que ocurre habitualmente.

Como punto negativo destacamos los 10 minutos de grabación limitada de vídeo y su capacidad. Si su duración fuese mayor el sistema podría utilizarse, por poner un ejemplo, como “testigo” en los exámenes de conducción de autoescuelas o incluso en eventos deportivos. Por otra parte, 16GB de capacidad al coste que tienen hoy en día las tarjetas de almacenamiento es prácticamente irrisorio, aunque ciertamente la memoria de la Citroën Connected Cam es un puente entre el dispositivo del vehículo y el Smartphone del cliente.

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.