Nueva etiqueta de combustible a partir del 12 de octubre de 2018.

Este nuevo etiquetado tiene como finalidad ser totalmente transparentes con el usuario en cuanto a qué composición tiene el carburante. Desde hace años se comercializan diversas variantes, de por ejemplo, combustible diésel, cuya composición se desconocía al detalle, o al menos de un vistazo.

Nueva etiqueta de combustible a partir del 12 de octubre de 2018.

A partir del día 12 de octubre todos los vehículos que se matriculen deberán de incorporar imperativamente el nuevo etiquetado de combustible.

Este nuevo etiquetado tiene como finalidad ser totalmente transparentes con el usuario en cuanto a qué composición tiene el carburante. Desde hace años se comercializan diversas variantes, de por ejemplo, combustible diésel, cuya composición se desconocía al detalle, o al menos de un vistazo.

La introducción de biocarburantes, carburantes gaseosos y vehículos eléctricos en el mercado ha hecho que esta medida fuese necesaria, y por fin, se instaure en toda la unión europea, de manera que sepamos al 100% qué repostamos sin importar el país en el que estemos.

  • Gasolina: La etiqueta utilizada para la gasolina es un círculo (donde la “E” designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina): Por ejemplo, “E5” significa que el vehículo puede utilizar gasolina con un 5% de etanol máximo, o que la gasolina incorpora un 5% de etanol como máximo.
  • Gasóleo: La etiqueta utilizada para el gasóleo es un cuadrado, donde la “B” designa los componentes específicos de biodiésel presentes en el gasóleo, mientras que “XTL” significa diésel sintético, es decir, que no deriva del crudo de petróleo: Por ejemplo, “B7” significa que el vehículo puede utilizar gasóleo con un 7% de biodiesel como máximo, o que el gasóleo incorpora un 7% de biodiesel como máximo.
  • Combustible Gaseosos: La etiqueta utilizada para los combustibles gaseosos e representa con un rombo, y la letra variará en función del gas. Por ejemplo, “H2” significa hidrógeno.

Los fabricantes de vehículos no recomiendan colocar las etiquetas en vehículos anteriores a la aplicación de la norma, aunque en el caso de Citroën y DS, las recomendaciones del uso de carburantes están en el propio manual del vehículo. No obstante, si quieres ponérsela a tu coche, las referencias son, Gasolina: 9827752680 – Diésel: 9827752780.

Como curiosidad, os adjuntamos una imagen de las nomenclaturas de combustible en dos estaciones de servicios de importancia, en las que se denota una diferente composición

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.