Citroën, en cabeza con sus comerciales en 2017.

Este resultado llega tras la actualización de la gama de vehículos comerciales en 2016, con la nueva generación del Citroën Jumpy y el reciente lanzamiento del Citroën SpaceTourer.

Citroën, en cabeza con sus comerciales en 2017.

Con una gama de vehículos comerciales renovada, Citroën empieza 2017 de la mejor manera, situándose en primera posición de este mercado, con 2.179 matriculaciones en enero. Un resultado que refleja el éxito de la filosofía humana, inteligente y optimista de la marca en un terreno especialmente exigente. Empresas y profesionales buscan herramientas fiables que les hagan diferenciarse y se adapten a la perfección a las necesidades de su trabajo diario. Los comerciales de Citroën responden a estas exigencias y suponen un 15,6% del mercado, con una progresión del 72,1% respecto al primer mes de 2016. Una cifra de crecimiento que dobla a la del mercado, cuyo incremento se sitúa en un 31,2%.

En constante actualización de su gama de vehículos comerciales, 2016 fue un año clave para la marca, con la celebración del vigésimo aniversario del Citroën Berlingo, pero también por la llegada del Nuevo Jumpy y el lanzamiento del SpaceTourer.

El Citroën Berlingo inicia su vigesimoprimer año de andadura comercial en plena forma, con 1.587 matriculaciones; un 67,8% más que en enero de 2016. Su robustez y su probada fiabilidad son dos de las claves de su éxito, como también lo es su polivalencia. Este modelo se adapta a todas las situaciones y ofrece opciones para los profesionales, en su versión furgón, y también para las familias y el tiempo de ocio, en su versión Multispace. Todo ello con tecnologías de última generación como el Mirror Screen, que permite duplicar las aplicaciones del Smartphone en su pantalla táctil de 7”, o equipamientos de seguridad y ayudas a la conducción como el frenado automático de emergencia, Active City Brake, o la cámara de visión trasera y la ayuda al estacionamiento.

La nueva generación del Jumpy destaca por su gran número de posibilidades. Con versiones furgón, doble cabina, combi o piso cabina, se puede configurar para cualquier necesidad o tipo de carga. Además, está disponible en tres longitudes (talla XS: 4,60 m, talla M: 4,95 m y talla XL: 5,30 m), lo que permite que cada profesional pueda elegir su vehículo en función de su actividad. Además, su llegada al mercado ha supuesto el estreno de equipamientos como la cámara con visión 180° (Top Rear Vision), que permite una mejor visibilidad en las maniobras o la incorporación de las puertas laterales eléctricas apertura manos libres, inéditas en su segmento, que simplifican las operaciones de carga y descarga al permitir abrir y cerrar las puertas laterales sin contacto.

El Nuevo Jumpy cuenta además con una navegación conectada 3D gestionada mediante la voz y pantalla táctil de 7”. Sin olvidar una amplia gama de motores, que destacan por su eficiencia, como el BlueHDi 115 S&S 6v, con 5,1l 100 km y 133 g/km de CO2.

Otra de sus grandes ventajas es la altura. Sus 1,90 m (en las tres longitudes en versión combi y en las tallas XS y M en el furgón) le permiten acceder sin problemas a los estacionamientos subterráneos, un espacio normalmente vedado a vehículos de su segmento. Esta es una característica que, además, comparte con el último modelo en llegar a la gama de Citroën: el SpaceTourer. Un modelo que, con diferentes longitudes y posibilidades de diseño interior y hasta 9 plazas, responde a un estilo de vida sin límites.

Un auténtico “welcome car” en línea con los tiempos actuales en los que es habitual compartir desplazamientos. Con su modularidad y su polivalencia se adapta a todo: desde un viaje profesional hasta una excursión con la familia o una escapada con los amigos. Para ello, el SpaceTourer pone a su disposición, entre otras cosas, un maletero cuya capacidad puede llegar hasta los 2.932 litros, tres tallas (XS, M y XL) y una versión Business Lounge cuyo interior se puede convertir en un salón o en una auténtica oficina móvil, con asientos individuales que se pueden situar de espalda a la carretera y una mesa deslizante y plegable.

Sin olvidar, además, una amplia gama de tecnologías útiles para hacer más fácil la conducción como, por ejemplo, el Head Up Display, que permite ver datos esenciales sin apartar la vista de lo que sucede en la carretera; el reconocimiento de señales con indicación de la velocidad máxima, o el Citroën Connect Nav, un sistema de navegación conectado con reconocimiento de voz que, además, informa sobre la situación del tráfico en tiempo real.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.