Metrópolis en Ginebra.

En la Exposición Universal de Shanghai, desde mayo hasta octubre de 2010, más de 10 millones de personas vieron el Citroën Metropolis en el pabellón francés, el más visitado de este acontecimiento mundial.

Metrópolis en Ginebra.

METROPOLIS  EN GINEBRA: CRÉATIVE TECHNOLOGIE Y LO ÚLTIMO EN LUJO

En el Salón de Ginebra, Citroën descubre ante el público europeo el Metropolis, una limusina con un marcado y atractivo diseño y unas líneas armoniosas que recuerda la grandeza, el vanguardismo y el dinamismo de las megalópolis. Con el fin de responder a las expectativas del mercado chino, en plena expansión, este concept-car ha sido totalmente concebido por el equipo de diseño internacional de Citroën, instalado en Shanghai desde 2008.
En la Exposición Universal de Shanghai, desde mayo hasta octubre de 2010, más de 10 millones de personas vieron el Citroën Metropolis en el pabellón francés, el más visitado de este acontecimiento mundial.
Auténtica creación artística, el Metropolis proyecta lujo y seducción en el universo Créative Technologie de la marca. La historia de Citroën está repleta de vehículos de alta de gama, que han marcado la evolución del género automovilístico desde hace 90 años. Los visitantes del salón podrán descubrir y apreciar una “obra automovilística” cargada de creatividad e ingenio tecnológico. Así lo confirman la suspensión Hidractiva y la cadena de tracción híbrida plug-in del Metropolis.

METROPOLIS: SINÓNIMO DE LUJO

Más allá del perfil de tres cuerpos, incuestionable sobre este segmento en China, el Metropolis expresa la visión de un lujo creativo y sofisticado a través de un tamaño imponente (5,30m x 2m x 1,40m): reflejo de la ambición y de la dimensión del país en el que se inscribe.

El exterior, espectacular y musculoso, está cubierto con un sutil color “Pearl Silk”, cuya intensidad cambia según la luminosidad, para dejar entrever contornos generosos y detalles trabajados. El lenguaje del Metropolis combina superficies lisas con líneas más tensas, pero, al mismo tiempo, también curvas con elementos particulares como la aleta delantera, que reafirma una potente silueta.

Prolongándose hacia la parte trasera, la decoración cromada se sitúa en la zona superior de las ventanillas laterales, permitiendo así estirar la cabina y preservar, al mismo tiempo, la intimidad de los pasajeros de las plazas traseras. Este lateral triangular evita todo efecto de pesadez, beneficiándose de un aspecto flotante acompañado de una fuente luminosa, un guiño al DS.

El frontal del Metropolis expresa potencia, a través de una calandra de tipo «cometa» y de diseño muy trabajado. Las ópticas afiladas que la encuadran demuestran determinación y fuerza, proporcionando al conjunto un aspecto poderoso.

La parte trasera de este concept reúne amplitud y estabilidad en su forma estilizada y aerodinámica. La luneta cóncava combina su perfil con un alerón activo, reforzando la fluidez del concept. Las luces en forma de «boomerang  laminados» superpuestos, aportan un toque original que destaca la vista trasera del Metropolis.

El diseño interior está inspirado en un abanico de instrumentos musicales chinos de cuerda. Estos objetos representan en China al hombre cultivado, de vocabulario refinado. El conjunto se divide en zonas superpuestas, que dan forma a un ambiente acogedor, donde el lujo se expresa de manera «oriental». El interior del Metropolis retoma los códigos de lujo en los que la riqueza de expresión es fundamental.

En resumen: grandeza, armonía, estabilidad, refinamiento asociado con creatividad, tecnología, prestaciones y calidad son las características que definen a este concept-car y que reflejan a la perfección la unión entre las sensibilidades china y francesa.

METROPOLIS: TECNOLOGÍAS DE VANGUARDIA

El Metropolis respeta el equilibrio entre responsabilidad urbana y placer de conducción, gracias a su cadena de tracción híbrida plug-in. Para aprovechar también al máximo las prestaciones dinámicas, posee una suspensión Hydractiva. Esta marca de identidad de Citroën responde a una expectativa de confort universal, particularmente en China. Permite a su vez una conducción con un control constante que mejora la aerodinámica, lo que conlleva una reducción de las emisiones de CO2.

La cadena de tracción híbrida plug-in permite al Metropolis moverse de diferentes maneras:

> En modo sólo eléctrico (en el arranque, en ciudad a poca velocidad y en deceleración): gracias a un motor eléctrico de 55 CV (40 kW) en continuo y de 95 CV (70 kW) en punta.

> En modo sólo térmico (a velocidad estable en carretera o autopista cuando el motor alcanza su rendimiento óptimo): gracias al motor de gasolina V6 2,0l de cilindrada. Esta motorización ofrece una potencia de 272 CV (200 kW) y un par máximo de 375 Nm.

> Con las motorizaciones combinadas:

• Durante las fases de aceleración para un incremento de la potencia  (función “overboost”), para alcanzar una potencia máxima de 460 CV (345 kW) y un par de 430 Nm.

• En modo cuatro ruedas motrices, cuando las condiciones de adherencia lo necesitan.

Esta cadena de tracción combina el placer de conducir con excelentes prestaciones y el respeto por el medioambiente, con una gran reducción de las emisiones de CO2. Permite dividir por más de cinco las emisiones de CO2 (70 g/km, lo que supone un consumo de 2,6 l/100km), en comparación con una cadena de tracción clásica, de prestaciones similares (motor V8 de 4,0 l de cilindrada).

Este resultado se obtiene gracias a:

> La optimización del motor de gasolina.

> Una caja de cambios manual pilotada de 7 marchas con doble embrague.

> La hibridación del vehículo.

> Estrategias de funcionamiento de la cadena híbrida, optimizando en cada momento las emisiones de CO2.

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Una respuesta de "Metrópolis en Ginebra."

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.