El WTTCC vuelve a Japón.

Después de un parón de dos meses, vuelve el FIA WTCC, que inicia su gira por Asia y Oriente Medio con una visita a Japón. El Campeonato del Mundo hará su primera aparición en el circuito de Motegi, a 150km al norte de Tokio.

El WTTCC vuelve a Japón.

Con 14 victorias entre todos en las 16 carreras celebradas hasta ahora, los pilotos de los Citroën C-Elysée WTCC ocupan las cuatro primeras posiciones de la clasificación general, con José María López por delante de Yvan Muller, Sébastien Loeb y Ma Qing Hua.

Si consiguen continuar esa tendencia después de las vacaciones de verano, Citroën estará un poco más cerca de su segundo título mundial.

Tras visitar Sudamérica, África y Europa entre marzo y julio, el FIA WTCC está a punto de continuar con una gira por Asia y Oriente Medio para completar la temporada. Después de la prueba de Vila Real, los Citroën C-Elysée WTCC se cargaron en contenedores y se enviaron por barco a Japón. Después de las carreras de Motegi, los coches pararán en China (Shanghái), Tailandia (Buriram) y Qatar (Losail) antes de volver a su sede en Francia.

El equipo Citroën Racing no se ha estado durmiendo en los laureles durante el verano Los cuatro pilotos oficiales tomaron parte en una sesión de test en el circuito de Motorland Aragón. “En lugar de probar nuevas piezas, nos hemos centrado en optimizar lo que ya teníamos,” explicaba Xavier Mestelan, director técnico de Citroën Racing. “Durante las carreras, no siempre tenemos tiempo de dar un paso atrás y analizarlo todo detalladamente, así que hemos tenido algunos problemas que no hemos podido solucionar. La sesión se ha centrado en tres aspectos principales: el diferencial, la constancia de la frenada y el ensamblaje de la trasera. Hemos aprendido algunas cosas que nos ayudarán a ser aún más eficaces en las próximas pruebas. Eso será especialmente importante teniendo en cuenta que visitaremos tres circuitos en los que no hemos rodado nunca antes desde ahora al final de la temporada.”

De hecho, el viaje al Twin Ring Motegi es una novedad en el FIA WTCC, que ha celebrado pruebas en Okayama y Suzuka en sus anteriores visitas a Japón. Construido en 1997 como pista de IndyCar, este complejo consiste en realidad en dos pistas: un óvalo y un circuito de 4,801 km, que es el que utilizarán los TC1.

“Es un circuito con curvas medias y rápidas. Las tres rectas deberían ofrecer algunas oportunidades de adelantamiento,” sugiere Ma Qing Hua. “No creo que sea una pista especialmente difícil, sobre todo si se compara con el Nordschleife o Vila Real, pero no podremos juzgarlo hasta que lleguemos allí. Tendremos que intentar encontrar el equilibrio correcto entre la carga aerodinámica para las curvas y la velocidad punta para los adelantamientos.”

“Siempre es interesante ir a sitios nuevos. No creo que ninguno de los pilotos haya competido en Motegi antes,” añadía Yvan Muller después de una sesión con el simulador de Citroën Racing. “No deberíamos esperar velocidades punta espectaculares. Creo que nuestros reglajes darán prioridad a la carga aerodinámica. También tendremos que ir con cuidado con los neumáticos, porque parece que la superficie es muy abrasiva.”

.

CONTINÚA LA LUCHA POR LA GLORIA

Después de dos tercios de la temporada, el equipo Citroën Total puede estar más que satisfecho con la forma en que las cosas han ido hasta ahora: sus pilotos ocupan los cuatro primeros puestos en el Campeonato del Mundo tras conseguir todas las pole positions, llevarse la victoria en 14 de las 16 carreras y subir al podio 35 veces entre todos, lo que supone el 73% de todos los honores disponibles.

Con cuatro pole positions y seis carreras ganadas, José María López encabeza la clasificación de pilotos. Decidido a conservar el título, el argentino ha compensado sus malos resultados (según sus estándares) en Rusia y Eslovaquia, donde no ganó, con victorias en Francia y Portugal. Ahora mismo está 55 puntos por delante de su rival más inmediato y entra en la última fase de la temporada sabiendo que puede permitirse perder algunos puntos aquí y allí. Pero también sabe muy bien que hasta que el título esté matemáticamente asegurado, relajarse, aunque sea un poco, puede ser desastroso.

“Estoy contento de continuar la temporada después de este parón tan largo, durante el que he podido pasar algunas semanas en Argentina,” decía el Campeón del Mundo. “Ya he estado en Motegi, pero fue en el año 2000 con la Copa del Mundo de Karting, y no tuve tiempo de ver el circuito de coches. Siempre es un gran placer venir a Japón, sobre todo desde que gané el título en Suzuka.”

El segundo clasificado, Yvan Muller, no va a tirar la toalla todavía. Cuando Pechito tenía problemas, Yvan se lanzó a fondo y recuperó 21 puntos en dos fines de semana. Pero en las dos pruebas siguientes la distancia volvió a aumentar, ya que el líder amplió su ventaja en 25 puntos. ¿Podrá el cuatro veces Campeón del Mundo conseguir actuaciones lo bastante buenas en estas últimas pruebas para arrebatarle el título a su rival? “Uno para mí y otra para ti: nos hemos cerrado el uno al otro en las últimas pruebas. Sé que será duro volver, pero mientras sea matemáticamente posible, seguiré luchando.”

92 puntos por detrás de López, Sébastien Loeb está, hablando de forma realista, fuera de la lucha por el título. Pero con tres victorias a su nombre, el nueve veces Campeón del Mundo de Rallys ya ha mejorado sus resultados de 2014. En Paul Ricard, consiguió su primera pole position, probablemente el punto más difícil en un fin de semana del WTCC. En las últimas semanas, Seb ha confirmado su decisión de mejorar y competir con los mejores pilotos de la categoría tomando parte en carreras en Spa-Francorchamps y Magny-Cours: “Mi objetivo es estar ahí y luchar por pole positions y victorias en las carreras. Mi trabajo no está hecho. Debo seguir trabajando duro para alcanzar los niveles de mis compañeros. Eso significa evitar pequeños errores y conseguir vueltas perfectas. Pechito e Yvan son muy buenos en eso, pero siento que voy mejorando todo el tiempo.”

El ganador más reciente del equipo, Ma Qing Hua, es otro en trayectoria ascendente. Michelisz, Tarquini y Monteiro le siguen de cerca en la general, pero el piloto chino apunta alto y espera seguir el ejemplo de sus ilustres compañeros: “Siempre soy optimista y me siento confiado, a pesar de algo de mala suerte que seguramente me ha costado algunos podios. Estoy contento de mi nivel de rendimiento. Solamente debemos seguir trabajando para que todo sea perfecto e ir a por más victorias.” Ma Qing Hua aprovechará el fin de semana en Japón para ponerse en la mejor forma posible de cara a su prueba de casa en Shanghái el 26-27 de septiembre.

.

EL PROGRAMA

Los pilotos probarán por primera vez la pista el viernes 11 de septiembre, con una sesión libre de media hora a las 12.30 p.m. Se celebrarán otras dos sesiones el sábado a las 9.30 a.m. y a las 12 del mediodía. La calificación empezará a las 3.30 p.m. y la Q3 empezará a las 4.10. Las dos carreras tendrán lugar el domingo, empezando a las 2.15 y a las 3.30 p.m. con 13 vueltas (62,413 km). Japón está en la zona horaria GMT+9 time, 7 por delante de Francia.

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.