Citroën C3 versión SPORT (¿VTS?) by Citroën Racing.

Con el lanzamiento de un Citroën C3 VTS, Citroën lograría, o al menos intentará, atraer nuevamente a gente joven a su marca. Un público que no solo busca un vehículo urbanita, sino que quiere disfrutar de carreteras "juguetonas". Un coche que vuelva a ser un Citroën.

Citroën C3 versión SPORT (¿VTS?) by Citroën Racing.

¡Ya era hora de que la Marca se pusiese las pilas! Tras el Saxo VTS llegó el C2 VTS, tras el Xsara VTS llegó el C4 VTS…y después se acabó todo., si bien es cierto que el DS 3 buscó remplazar al Citroën C2 sin lograrlo. Las versiones deportivas y asequibles de Citroën han sido siempre un fuerte para la marca, pero poco a poco han ido desapareciendo. A día de hoy, Citroën no tiene coches “deportivos” para cubrir las necesidades del público masculino joven. No hay ni vehículos 3 puertas (salvo el C1), ni acabados VTS, ni coches compactos con más de 110cv. El Feel Good apuesta por urbanitas y un público diferente.

La caída del interés del público joven más dinámico en Citroën es más que evidente. Si nos damos una vuelta por las comunidades digitales podemos ver como los usuarios de los C4 coupé han dado el salto a marcas principalmente alemanas. Los saltos gerenacionales hacen que el no disponer de vehículos con espíritu deportivo obligue al cliente a renunciar a su marca.

Con el lanzamiento de un Citroën C3 VTS, Citroën lograría, o al menos intentará, atraer nuevamente a gente joven a su marca. Un público que no solo busca un vehículo urbanita, sino que quiere disfrutar de carreteras “juguetonas”. Un coche que vuelva a ser un Citroën.

Todavía sin datos oficiales, la nueva versión del Citroën C3 equiparía una motorización 1.2 THP con potencias comprendidas entre 130 y 150cv, que introduciría una caja de cambios de 6 velocidades que rompería con las obsoletas 5 velocidades del cambio en uso.

El chasis del vehículo, así como su equipo de frenado estaría optimizado por Citroën Racing. También introducirá decoración específica y un kit aerodinámico con spoilers tanto delanteros como traseros. En el interior, se remplazarán los asientos por otros más deportivos que se adaptárán a la conducción de estilo “racing”.

Esta nueva versión no convertirá al C3 en un modelo deportivo, al no alcanzar los 200cv, pero sí conseguirá que el C3 se posicione como una opción de compra interesante entre el público más joven, al ser el C3 WRC el icono de la deportividad de Citroën Racing, aun cuando por el momento los éxitos cosechados son especialmente limitados. Ojalá vuelva S. Loeb.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.