Citroën C3 City Park: Para aparcar facilmente.

El "C3 City Park" equipa un sistema de ayuda al estacionamiento evolucionado, gracias al cual el conductor es guiado por un dispositivo semiautomático, una pantalla central y un dispositivo de síntesis vocal.

Citroën C3 City Park: Para aparcar facilmente.

 El “C3 City Park” es un prototipo cuya tecnología ayuda al conductor a aparcar sin problemas. Establece la distancia exacta entre dos vehículos que están estacionados y asiste al conductor en la maniobra girando automáticamente el volante y guiándole mediante señales visuales y sonoras.

Este tecnología se ha incorporado en un C3 1.4i Exclusive con caja manual de 5 velocidades y se constituye como eje de investigación en el desarrollo de tecnologías futuras, que ayudarán a hacer mucho más sencilla la conducción en las ciudades.

Prestaciones novedosas

El «C3 City Park» equipa un sistema de ayuda al estacionamiento evolucionado, gracias al cual el conductor es guiado por un dispositivo semiautomático, una pantalla central y un dispositivo de síntesis vocal.

Para la búsqueda de plaza de aparcamiento, el calculador se encarga de controlar la distancia existente entre los vehículos que ya se encuentran aparcados e informa al conductor de la posibilidad de estacionar.

En cuanto a la asistencia semiautomática de maniobra, el vehículo gira sus ruedas, tomando como referencia su propia posición y la de los vehículos u obstáculos que delimitan el espacio disponible para aparcar. El sistema sirve de “copiloto”, ofreciendo instrucciones al conductor para efectuar el resto de la maniobra.

Principio de funcionamiento

El conductor activa el sistema de búsqueda de plaza de aparcamiento (lado derecho, por defecto, lado izquierdo si se activa el intermitente) con el botón situado sobre la consola central. La detección se realiza, siempre que la velocidad del vehículo no sobrepase los 25 km/h., mediante tres sensores de distancia integrados en los paragolpes delantero y trasero, que permiten localizar obstáculos con mucha precisión.

Cuando el sistema detecta un lugar de aparcamiento de dimensiones idóneas, el conductor es avisado mediante una señal acústica. En este caso, éste puede detener el vehículo y validar la maniobra de estacionamiento, dando comienzo la misma.

Al estar liberado por completo de la acción de giro sobre el volante con las manos, el conductor sólo tiene que avanzar o retroceder, de acuerdo con las instrucciones visuales y sonoras que va recibiendo. El giro del volante es continuo y se va realizando en función del propio desplazamiento.

El sistema puede desactivarse en cualquier momento a voluntad del conductor, por ejemplo tocando el volante, si éste prefiere continuar realizando la maniobra manualmente.

Fuente: Prensa Citroën

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.