El C4 Aircross surca los cielos

El C4 Aircross surca los cielos

Si eres un apasionado del mundo del motor que cree que aventura, deporte y automoción forman parte de un todo, entonces deberías probar el Citroën C4 Aircross.

El todocamino más innovador de Citroën, último lanzamiento de la marca, puede verse por el aire gracias al deporte del paramotor. La vela de un equipo biplaza y la de otro monoplaza de la Escuela de parapente y paramotor “Air Wind” lucen el nombre del coche más aventurero de Citroën. Y es que el C4 Aircross desprende dinamismo y libertad, pero también solidez y seguridad.

La marca patrocina esta variante del parapente, en la que el vuelo no sólo depende del viento, sino también del pilotaje que se realice de su motor. Gracias a este patrocinio, aparecen en el intradós de las velas, tanto la denominación C4 Aircross, situada en los extremos, como el logo de Citroën, que ocupa la posición central.

Citroën y su último modelo de todocamino sobrevuelan ya el cielo de la provincia de Toledo, lugar en que está situada la escuela Air Wind. El espíritu dinámico del Citroën C4 Aircross ahora también por aire.

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.