Concept Citroën Aircross

Así se hizo el nuevo Concept-Car Citroën

Elaborar un concept-car es un reto de primer orden para Citroën. Representa una oportunidad inigualable para mostrar el saber hacer de la marca en campos como el diseño y la tecnología. Además, también sirve para anticipar elementos de estilo y tendencias que estarán presentes en los futuros modelos de la marca. Más allá del aspecto estratégico, diseñar y construir un concept-car supone una aventura para todas las personas implicadas, que provienen de áreas tan diversas como Diseño, I+D, Producto y otros departamentos.

Los primeros bocetos del estilo exterior e interior se dibujaron hace más de un año, a principios de 2014. La primera maqueta a tamaño natural, realizada en arcilla, se presentó en junio y permitió apreciar los diferentes volúmenes a escala real. Los diseñadores empezaron a trabajar en el chasis en septiembre y la construcción del concept-car se inició en diciembre. Los remates finales se dieron a finales de marzo de 2015.

Como señala Frédéric Duvernier, responsable de Diseño del Concept-Car Citroën Aircross: “Hay coherencia entre el diseño exterior e interior, ya que los equipos han trabajado juntos desde los primeros esbozos. Se encuentra en aspectos generales, como la estética o los colores, y también en elementos como los ganchos de remolque, que se utilizan también en la bandeja trasera como soportes para el equipaje. Otro ejemplo son tecnologías como la interfaz gráfica, que se han integrado en el proceso de desarrollo, con el fin de que contribuyera, en perfecta armonía, al ambiente interior”.

Citroën muestra la creación de su concept-car, con imágenes exclusivas y un vídeo, en el que se puede ver la fabricación, pieza por pieza, de este objeto único. En él se muestra todo el saber hacer de la marca, en el que se conjugan pasión y precisión. Jornadas enteras de trabajo en el taller en el que se fabricó el Citroën Aircross, clasificado como “zona prohibida”, se resumen por medio de fotografías secuenciales.

Con el Aircross, Citroën firma un nuevo concept-car llamativo, creativo e innovador, que destaca por una personalidad única: su equilibrio global y su diseño fluido proporcionan a este SUV una identidad fuerte y un aire optimista. El confort es otro elemento clave de este vehículo. Su habitáculo está pensado para convertir los viajes en carretera en una experiencia novedosa, con un ambiente moderno, luminoso, fresco y funcional que genera bienestar para el cuerpo y la mente. Las tecnologías inteligentes se ponen al servicio de una conducción más relajada, que favorece el diálogo y la comunicación en un SUV conectado, con interfaces gráficas excepcionales y equipado con la tecnología Hybrid plug-in.

Sobre CitroNöticias

Agrupa las publicaciones generadas por autores con participación puntual, extractos y otras colaboraciones excepcionales.

Publicar una respuesta

Tu dirección de e-mail no será publicada.